Implante y funcionamiento del reservorio subcutáneo

Implante y funcionamiento del reservorio subcutáneo

El aumento de las necesidades de los pacientes de este dispositivo requiere un conocimiento por parte de los profesionales a los que incumbe esta técnica. enfermería es una de ellas, donde se requiere un gran aprendizaje.

Autores

 ·         Marina Gil Carretero. (Diplomada en enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa).

·         Gema García Mariscal. (Diplomada en enfermería. Servicio Andaluz de Salud)

 ·         Pablo Solana Clemente. (Graduado en enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa)

·         Isabel María Alcaide Gómez . (Diplomada en enfermería. Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa).  

Palabras clave

Reservorio, subcutáneo, esterilidad, catéter, bolsillo

KEYWORDS

Implanted port, subcutaneous, sterility, catheter, pocket

introduccion

El reservorio es un sistema de acceso venoso central con acceso subcutáneo.

El reservorio se implanta normalmente en un quirófano, con las pautas de esterilidad correcta. Normalmente la implanta un cirujano o un medico radiólogo intervencionista, aunque en la actualidad hay un servicio en Valdecilla, donde el reservorio es implantado por enfermeras, con la diferencia que la punción venosa se realiza desde una vena periférica y el bolsillo para el posterior implante del reservorio se realiza en el brazo.

En condiciones normales, la implantación del reservorio se realiza mediante estudio ecográfico para localizar la vena yugular, la cual, la canalizamos mediante punción con aguja venosa, con previa inoculación de anestésico local, para después introducir la guía y  el dilatador pelable por donde introduciremos el catéter hasta aurícula.

Después realizaremos el bolsillo, haremos un corte con el bisturí y romperemos los hilos de fibrina con ayuda de un mosquito curvo o una tijera, haremos hemostasia con una gasa empapada en agua oxigenada y a continuación introduciremos el reservorio, el cual conectaremos al catéter y cerraremos el bolsillo mediante sutura preferiblemente reabsorbible.

La técnica descrita, sigue las pautas de la técnica de Seldinger.

 

 

objetivos

– Analizaremos la cantidad de enfermeros que conocen esta técnica y evaluaremos si todos los que usan los reservorios saben cómo se implantan y como son realmente.

MÉTODO

Realizamos un estudio en una unidad de hospital de día, donde analizamos si los enfermeros de la unidad conocen la técnica antes descrita y los reservorios.

1.- Realizaremos un taller teórico-práctico donde explicaremos la técnica Seldinguer y mostraremos un reservorio sin implantar.

2.- Realizaremos un taller práctico de limpieza de reservorio y su sellado para el buen funcionamiento de este.

3.- evaluaremos los conocimientos nuevos adquiridos.

RESULTADOS

Después de un mes, realizamos la evaluación teórico-práctica, donde vemos que el 70% de enfermeros de la unidad no conocían la técnica de implantación, ni conocían como era realmente un reservorio. Además, comprobamos que el 80% sí que sabía realizar un correcto lavado de este con suero fisiológico a golpe y un correcto sellado con fibrilin.

CONCLUSIONES

Llegaremos a la conclusión de que muchas veces el profesional se centra en su trabajo y no se preocupa de ir mas allá para así no solo saber sino también entender el funcionamiento de los dispositivos y así entender mejor sus posibles complicaciones.

BIBLIOGRAFÍA

1.De Gregorio, M. A., Miguelena, J. M., Encarnación, C., MAYNAR, M., FERNANDEZ, J., ALFONSO, E., & PULIDO, J. (1993). Reservorios subcutáneos. Un eficaz y seguro procedimiento de acceso a vías centrales en la sala de radiología. Radiología35(6), 409-413.

  1. Marco,G., & Día, E.H. Criterios de enfermería en el proceso de implantación y seguimiento del reservorio subcutáneo