Inicio > Ultimas Publicaciones de la Revista > Enfermería > Labor de enfermería en la vacunación

Labor de enfermería en la vacunación

Labor de enfermería en la vacunación

Autora principal: Araceli López Carracedo

Vol. XVIII; nº 1; 17

Nursing work in vaccination

Fecha de recepción: 06/12/2022

Fecha de aceptación: 02/01/2023

Incluido en Revista Electrónica de PortalesMedicos.com Volumen XVIII. Número 1 Primera quincena de Enero de 2023 – Página inicial: Vol. XVIII; nº 1; 17

Autores: Araceli López Carracedo **, María Rosa Carracedo Martín *, María José Conde

García *, Estrella Auxiliadora Rodríguez Bellido ***; Yolanda Martínez García *, María Adoración Bellido Sierra *, Ignacio Morales Montero ****.

* Centro de Salud Pedrosillo el Ralo (Salamanca), España. ** Hospital del Valdemoro (Madrid), España. ***Centro

de Salud Vitigudino (Salamanca), España. **** Centro de Salud de Linares (Salamanca), España.

 Resumen:

Se conoce por vacuna a aquel producto biológico que contiene virus, bacterias o partes de éstas. Se administra para prevenir enfermedades infecciosas en las personas susceptibles de sufrirlas. Normalmente son administradas por vía intramuscular, aunque existen algunas que se deben administrar por vía oral o nasal.

La vacunación es un proceso largo y complejo, compuesto por numerosas fases, siendo necesario mantener una cautela estricta y extrema en el desarrollo de todas ellas para que los resultados que se obtengan sean los deseados.

El acto vacunal es el conjunto de procesos y técnicas que se aplican desde que el profesional de Enfermería entra en contacto con el paciente hasta que se comprueba la administración segura de la vacuna, asumiendo competencias antes durante y tras al acto.

La labor del profesional de Enfermería en la vacunación es vital, ya que además de administrar, gestionar y mantener las vacunas, debe mantener una continua actualización de sus conocimientos sobre las evidencias que se crean en torno a ellas, prestando con ello unos cuidados eficaces, eficientes y de calidad.

El compromiso de Enfermería con las vacunas es total, siendo un referente claro, necesario y fiable para la población a la que presta sus cuidados, contribuyendo con ello a que las vacunas sean identificadas como imprescindibles para la Salud Pública.

Palabras clave: vacunas, acto vacunal, enfermería, procedimiento, labor.

Abstract:

A vaccine is known as a biological product that contains viruses, bacteria or parts thereof. It is administered to prevent infectious diseases in people susceptible to suffering from them. Normally they are administered intramuscularly, although there are some that must be administered orally or nasally. Vaccination is a long and complex process, made up of numerous phases, and it is necessary to maintain strict and extreme caution in the development of all of them so that the results obtained are the desired ones. The vaccination act is the set of processes and techniques that are applied from the moment the Nursing professional comes into contact with the patient until the safe administration of the vaccine is verified, assuming competencies before, during and after the act. The work of the Nursing professional in vaccination is vital, since in addition to administering, managing and maintaining vaccines, they must continuously update their knowledge on the evidence that is created around them, thereby providing effective care, efficient and quality. Nursing’s commitment to vaccines is total, being a clear, necessary and reliable reference for the population to which it provides care, thus contributing to vaccines being identified as essential for Public Health.

Keywords:vaccines, vaccination act, nursing, procedure, work.

Los autores de este manuscrito declaran que:

Todos ellos han participado en su elaboración y no tienen conflictos de intereses.

La investigación se ha realizado siguiendo las Pautas éticas internacionales para la investigación

relacionada con la salud con seres humanos elaboradas por el Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (CIOMS) en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El manuscrito es original y no contiene plagio. El manuscrito no ha sido publicado en ningún medio y no está en proceso de revisión en otra revista. Han obtenido los permisos necesarios para las imágenes y gráficos utilizados. Han preservado las identidades de los pacientes.

INTRODUCCIÓN

La Enfermería, encaminada hacia los cuidados de la salud, realiza una atención integral de los individuos, familias y grupos prestando sus cuidados en la Atención Primaria donde se desarrollan actividades que promueven, previenen y restauraran la salud.

El papel de Enfermería en la vacunación es vital, puesto que además de administrar, gestionar y mantener las vacunas, debe estar continuamente actualizando sus conocimientos sobre las evidencias que se crean en torno a ellas, prestando así unos cuidados eficaces, eficientes y de calidad.

La vacunación es un proceso largo y complejo, compuesto por numerosas fases, siendo necesario mantener una cautela extrema y estricta en el desarrollo de todas ellas para que los resultados que se obtengan sean los deseados.

El acto vacunal es el conjunto de procesos y técnicas que se aplican desde que el profesional de Enfermería entra en contacto con el paciente hasta que se comprueba la administración segura de la vacuna, asumiendo competencias antes durante y tras al acto (Palop et alt., 2011).

La vacunación es un acto primordial que favorece la salud colectiva y potencia la individual. La labor de Enfermería es básica en el registro, control y gestión de las vacunas, además de prestar información y divulgación, resolviendo dudas, inquietudes o preocupaciones que pueda tener la sociedad y la persona en particular sobre el tema. Para que las vacunas tengan los efectos esperados se necesita de una atención integral, integrada e integradora (Carracedo,2018).

Se hace necesario tener en cuenta que los factores influyentes en la vacunación están en continua evolución, tanto los naturales (mutaciones, nuevas cepas, respuesta inmunitaria, etc), los avances tecnológicos (nuevos sistemas de fabricación y obtención de vacunas, etc) o los nuevos conocimientos a través de la investigación. Esto provoca que los conocimientos sean tremendamente dinámicos y cambiantes en vacunología y que precise una actualización continua de los profesionales de enfermería en este campo (da Costa, 2018).

El compromiso de Enfermería con las vacunas es total, siendo un referente claro, necesario y fiable para la población a la que presta sus cuidados, contribuyendo con ello a que las vacunas sean identificadas como imprescindible para la Salud Pública.

OBJETIVOS

Objetivo principal:

  • Establecer la labor de Enfermería en la administración de vacunas.

Objetivos específicos:

  • Analizar la importancia que tiene el profesional de Enfermería en la vacunación de la población.
  • Establecer qué es el acto vacunal.
  • Establecer los procedimientos que debe realizar Enfermería antes, durante y tras la vacunación.
  • Analizar los errores más comunes que se suceden en la vacunación.

METODOLOGÍA

La metodología utilizada para llevar a cabo esta presente revisión bibliográfica se ha basado en una búsqueda sistemática artículos publicados en diversas bases de datos científicas como Medline, Cuiden y Pubmed, así como consultas en el buscador Google Académico. También se revisaron diferentes protocolos y se realizaron consultas en diferentes revistas de Enfermería.

Las palabras clave utilizadas han sido: enfermería, vacuna, acto vacunal. labor, vacunación, procedimiento, actuación.

Para acotar la búsqueda de resultados, se establecieron diferentes criterios de inclusión y exclusión, los cuales fueron:

  • Criterios de inclusión: publicaciones a texto completo, publicaciones de acceso gratuito, publicaciones en inglés y español y publicaciones previamente revisadas.
  • Criterios de exclusión: publicaciones a texto incompleto, publicaciones con acceso de pago, publicaciones en idiomas distintos al inglés y español, publicaciones duplicadas, publicaciones que hubieran sido previamente revisadas.

Tras los resultados obtenidos, se procedió a una lectura rápida de los mismos, descartando todos aquellos que no tuvieran concordancia con los objetivos propuestos para el estudio. Finalmente, con los resultados seleccionados, se procedió a una lectura más minuciosa de la cual se extrajo las ideas más relevantes, las cuales sirvieron de base para la redacción de este trabajo.

Las referencias bibliográficas seleccionadas para la elaboración del artículo quedan incluidas en la bibliografía de este trabajo.

RESULTADOS

Se conoce por vacuna a aquel producto biológico que contiene virus, bacterias o partes de éstas. Se administra para prevenir enfermedades infecciosas en las personas susceptibles de sufrirlas. Normalmente son administradas por vía intramuscular, aunque existen algunas que se deben administrar por vía oral o nasal.

Como procedimientos de Enfermería en la vacunación, se establece una serie aspectos antes de proceder al acto vacunal. Enfermería debe llevar un exhaustivo control de las vacunas, comprobando para ello que el mantenimiento de la cadena de frío de las vacunas sea el adecuado (entre 2 y 8 grados) y anotando en la hoja de registro diario las temperaturas mínima y máxima que registra el termómetro (Segarra, 2017). Otro aspecto que atañe a la temperatura es el estado del frigorífico, puesto que este debe estar en condiciones adecuadas con ausencia de pérdidas de agua o formación de escarcha, siendo el uso de las neveras exclusivo solo para las vacunas. En el caso de que la vacuna fuera a administrarse fuera del Centro de Salud, esta debe ir en nevera portátil para no perder la cadena de frío (Ortega et alt, 2007).

A su vez, Enfermería debe comprobar el stock de vacunas y fechas de caducidad, utilizando primero las que tengan fecha de caducidad próxima. Es fundamental que el profesional conozca las características de las vacunas que va a utilizar, revisando su ficha técnica (Galindo, Arroyo y Concepción, 2011).

Respecto a la preparación del paciente, Enfermería debe identificar correctamente a la persona que viene a vacunarse; comprobar su situación vacunal en relación con el calendario vigente; realizar una anamnesis para detectar situaciones de riesgo; evaluar el grado de comprensión de los padres/madres o del adulto/a aportándole toda la información necesaria sobre las características de la vacuna, la enfermedad que previene y los posibles efectos adversos, así como manejarlos en el caso de que aparezcan; generar un clima agradable que transmita seguridad y confianza.

Referente a la preparación y administración de vacunas, el profesional de Enfermería deberá sacarla del firgorífico5 minutos antes de su administración para que se atempere. Antes de administrarla, comprobar que la vacuna es la correcta a la que se desea administrar, comprobando a su vez la fecha de caducidad, la vía de administración y la dosis correcta. Otra cuestión a tener en cuenta es comprobar si la vacuna debe mezclarse antes de administrarla y visualizarla para detectar anomalías en ella.

Respecto a las técnicas de inyección, la vía a utilizar estará determinada por la inmunogenicidad y la reactogenicidad de cada vacuna. A sí mismo, en función de cada vacuna, se debe elegir el lugar de administración, seleccionado el lugar anatómico según la vía y la edad de la persona a vacunar.

Una vez que la vacuna está lista para su administración y el profesional se ha lavado las manos y colocado los guantes, hay que elegir la aguja adecuada en función a la constitución física del paciente, seleccionando el punto de inyección a administrar.

Desinfectar la piel de la zona de administración y realizar la técnica de forma correcta. Una vez la vacuna ha sido administrada, se debe desechar todo el material utilizado en los contenedores específicos. Una vez finalizado el acto de vacunación, indicar la fecha de la próxima vacuna.

Tras el acto vacunal, Enfermería debe proporcionar unos cuidados inmediatos, indicando al paciente o a sus padres que esperen en la sala de espera durante un período determinado para detectar posibles reacciones adversas inmediatas.

Para que Enfermería pueda desarrollar la fase de la vacunación es necesario que cuente con los conocimientos oportunos y las competencias necesarias tanto en las diferentes técnicas relacionadas con las vacunas, como en la esfera humana relacionada con la salud de la persona (Valdivielso y Cecova, 2007).

En la administración de las vacunas pueden producirse errores, siendo frecuentes y, a pesar de que no suelen tener consecuencias inmediatas, pueden reducir la eficacia de la vacuna, dejando a los pacientes sin protección frente a enfermedades infecciosas graves (Garcés, Renales y Minguell, 2010).

Los errores más comunes en la administración de vacunas son (Fernández et alt., 2009):

  • Vacuna o intervalo de administración incorrectos según el calendario vacunal o pauta de vacunación: un alto porcentaje de los errores se debe a la administración de una vacuna que no le corresponde a la persona según el calendario vacunal o pauta establecida, administración de una dosis de vacuna antes del tiempo establecido o la administración de una dosis extra. Estos errores suceden sobre todo por la falta de comprobación del calendario vacunal o de la historia de vacunación del paciente y por la inexperiencia del profesional en el proceso de vacunación.
  • Vacuna o dosis incorrectas para el paciente por su edad o características: este error suele suceder porque en el etiquetado de las vacunas muchas veces no se especifica de forma clara si se trata de una vacuna pediátrica o de adultos, presentando ambas un envasado similar.
  • Vacuna contraindicada: se da cuando se administra a un paciente una vacuna contraindicada para el, siendo el error principal no haber revisado previamente las posibles contraindicaciones.
  • Vacuna errónea: sucede cuando se administra una vacuna distinta a la que se pretendía administrar. Las principales causas de este error es la similitud entre los nombres de las vacunas, las abreviaturas usadas para su denominación, la similitud de los envases, entre otros. Otro factor determinante suele ser el almacenaje, puesto que al estar situadas en el frigorífico unas contiguas a las otras puede llevar a este error.
  • Error en la preparación: sucede habitualmente con las vacunas combinadas o con vacunas que necesitan reconstitución con un diluyente.
  • Vía de administración equivocada: un caso que ha sucedido con bastante frecuencia es la administración de la vacuna del rotavirus por vía intramuscular, siendo la única vacuna que se administra vía oral.
  • Paciente equivocado: sucede cuando varios pacientes están siendo vacunados al mismo tiempo o se está administrando medicación a más de un paciente al mismo tiempo.
  • Vacuna caducada: sucede cuando no se comprueba previamente la caducidad.

Para evitar todo esto, diversos organismos de seguridad de medicamentos han propuesto recomendaciones para prevenir los errores asociados. Estas recomendaciones han sido dirigidas tanto a los laboratorios fabricantes y a las agencias reguladoras para mejorar la seguridad del envasado, etiquetado y denominación, a fin de que se pueda diferenciar de manera clara las vacunas y evitar errores en su preparación; y a los centros y profesionales sanitarios que manejan las vacunas, como es el que caso de los profesionales de Enfermería, con actuaciones encaminadas a mejorar la práctica vacunal. Estas prácticas se basan en aspectos como: realizar una verificación antes de la administración mediante el uso de los 5 correctos (persona correcta, vacuna correcta, tiempo de administración correcto, dosis correcta yvía correcta) (Benítez, 2016),garantizar un almacenamiento correcto, informar y formar a los profesionales de forma adecuada y conseguir la implicación del paciente o familiares en la vacunación.

No hay que olvidar que puede acontecerse reacciones adversas tras la administración de una vacuna, entendiendo como reacción adversa cualquier efecto nocivo, no deseado y sin intencionalidad que se presenta cuando se utiliza una dosis adecuada de la misma (Alvarez,2019).

 Las reacciones adversas tras la vacunación se clasifican en función de su causa en:

  • Reacciones inducidas por la vacunación.
  • Reacciones ocasionadas por errores de programa: almacenamiento, manipulación o administración.
  • Reacciones coincidentes.
  • Reacciones de causas desconocidas.

CONCLUSIONES

Las vacunas, junto con la potabilización de agua, son las principales medidas sanitarias consideradas por la Organización Mundial de la Salud para gozar de una buena salud.

El campo de las vacunas está en constante cambio y evolución. La planificación y gestión de los programas y campañas de vacunación, junto con su administración, recae casi exclusivamente en los profesionales de Enfermería, sobre todo en los que trabajan en el ámbito de Pediatría y Atención Primaria.

Enfermería cuenta con una adecuada y correcta formación para asignar a cada grupo poblacional las vacunas indicadas conforme a su edad o grupo de riesgo, siendo la recomendación y consejo vacunal una parte fundamental en la labor de cuidados.

Es fundamental e imprescindible la actualización continua por parte de los profesionales de Enfermería en esta materia, a fin de mejorar la adhesión a las vacunas, contribuyendo de esta manera en la vacunación frente a enfermedades inmunoprevenibles.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Palop Muñoz, J., Santonja Pastor, T., Vivas Broseta, A. M., Montón Campos, J., Giménez Campos, S., Geraldo Pérez, P., … & Martínez Pineda, C. (2011). El proceso enfermero en la administración de vacunas. Metas enferm, 27-31.
  2. Segarra, J. A. F. (2017). Guía práctica de administración de vacunas para enfermería. Undergraf.
  3. Carracedo, S. B. (2018). El papel del personal de enfermería en la promoción e implementación de las vacunaciones.Vacunas19(1), 31-36.
  4. Valdivielso, L. N., & CECOVA, G. (2007). Proceso de Atención de Enfermería en el acto vacunal.GRUPO CECOVA.
  5. da Costa, E. S. (2018). Educación continua para el equipo de enfermería sobre Calendario Nacional de Vacunación, Municipio de Santa María do Pará.Revista Internacional de apoyo a la inclusión, logopedia, sociedad y multiculturalidad4(2), 70-84.
  6. Ortega Molina, P., AstasioArbiza, P., Albaladejo Vicente, R., Arrazola Martínez, P., Villanueva Orbáiz, R., & Juanes Pardo, J. R. D. (2007). Mantenimiento de la cadena del frío para las vacunas: una revisión sistemática.Gaceta sanitaria21(4), 343-348.
  7. Galindo Santana, B. M., Arroyo Rojas, L., & Concepción Díaz, D. (2011). Seguridad de las vacunas y su repercusión en la población.Revista Cubana de Salud Pública37, 149-158.
  8. Alvarez, N. (2019). Reacciones adversas a vacunas antiinfecciosas.Protocdiagn ter pediatr2.
  9. Garcés Sánchez, M., Renales Toboso, M., &Minguell González, P. (2010). Controversias en vacunas: seguridad vacunal:¿Qué sabemos y qué podemos hacer para evitar errores en la práctica diaria?.Pediatría Atención Primaria12, s129-s138.
  10. Fernández Urrusuno, R., Gavilán Lara, A., Espinosa Bosch, M., Cruces Jiménez, J. M., Beltrán Calvo, C., & Montero Balosa, M. C. (2009). Errores vacunales y situacionesque pueden conducir a erroresen Atención Primaria de salud.Metas enferm, 28-32.
  11. Benítez Valdez, L. N. (2016). Cumplimiento de los 5 correctos en la administración de medicamentos por los profesionales de enfermería del servicio de medicina critica en el Hospital Universitario de la Ciudad de Guayaquil de octubre del 2015 a febrero del 2016.