Técnica mamográfica

Técnica mamográfica

La mama normal está compuesta por tres tipos de tejido: fibroso, glandular y adiposo (grasa).

En una mama joven hay abundante tejido glandular mientras que con el paso del tiempo se va reemplazando el tejido glandular por tejido graso y fibroso, es lo que se denomina involución de la mama.

Técnica mamográfica

Autor: Silvia Mª Pérez Sánchez. Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico (TSID).

Resumen

El examen radiográfico de tejidos blandos utiliza técnicas especiales que se diferencian bastante de las normales:

  • En la radiografía convencional, el contraste del sujeto es grande, debido a las grandes diferencias en densidad de masa y nº atómico efectivo entre hueso, músculo, grasa y tejido pulmonar.
  • En radiografía de los tejidos blandos solo intervienen músculos y grasas que tienen números atómicos muy similares. Por tanto, en la radiografía de los tejidos blandos las técnicas están orientadas a incrementar la absorción diferencial entre estas dos estructuras tan parecidas.

A finales de los 50, Robert Egan reactivó el interés por la mamografía al desarrollar con éxito una técnica de baja tensión de pico, mAs elevado y película de exposición directa. A partir de ahí la mamografía experimentó un gran desarrollo y hoy en día está muy difundida. El principal motivo por éste interés y desarrollo es la elevada incidencia de cáncer de mama, ya que es el cáncer que más muertes causa entre las mujeres. Una de cada once sufrirá cáncer a lo largo de su vida. Para reducir ésta proporción de muertes es importante el diagnóstico precoz y la mamografía ha demostrado ser un método de detección precoz muy preciso manifestando el cáncer en mujeres asintomáticas.Con la dosis empleada en un examen mamario de alta calidad, la tasa de inducción de cáncer es despreciable. Se recomienda que todas las mujeres con más de 50 años deben someterse a un mamograma anual. PALABRAS CLAVE: Mamógrafo, Biopsia, Galactografía, Compresión de la Mama, Tejido Glandular, Involución de la Mama.

INTRODUCCIÓN

Bases de la Mamografía

El tejido más sensible a la introducción por radiación del cáncer de mama es el glandular. Si existe un tumor maligno se detectará como distorsión del tejido ductal y conectivo, asociado con depósito de microcalcificaciones. Estos depósitos de calcio aparecen de diferentes tamaños. El tamaño de las microcalcificaciones que interesan en la detección de cáncer de mama es inferior a 500 µm.

Por ello, en mamografía se requieren técnicas de baja tensión de pico para maximizar el efecto fotoeléctrico y mejorar así la absorción diferencial. El grado de absorción fotoeléctrica viene determinado por la densidad másica y el número atómico efectivo. La absorción por efecto Compton y efecto fotoeléctrico debida a diferencias en la densidad de masa es directamente proporcional a la misma. Para radiaciones de baja energía, la absorción fotoeléctrica aumenta con más rapidez que la difusión Compton.

MATERIAL

Aparatos de Rayos X

No es posible obtener buenos resultados con aparatos de rayos x convencionales, de ahí que se hayan diseñado equipos específicos para mamografía.

Ver Imagen nº 1: Mamógrafo (al final del artículo)

Los equipos para mamografía están especialmente diseñados para permitir una cierta flexibilidad en la posición de la paciente y cuentan con un dispositivo de compresión, baja tasa de rejilla, control automático de la exposición y tubos de rayos X microfoco para ampliación radiográfica.

  • Composición del Blanco. Los tubos de rayos x para mamografía se fabrican con blanco de tungsteno o de molibdeno, como consecuencia de esto, cambia el espectro de emisión de la radiación.

Los RX de la radiación de frenado, se producen con mayor facilidad en los átomos diana (el blanco) de tungsteno con energías comprendidas entre 20 y 30 KeV, mientras que la radiación característica de nivel adecuado en mamografía (20 KeV) se obtiene, sobre todo, con ánodo de molibdeno.

El molibdeno tiene un nº atómico de 42 mientras que el de tungsteno es 74, esta diferencia es la responsable de que los espectros de emisión sean distintos.

  • Filtración. Debido a los bajos potenciales que se utilizan en mamografía, es muy importante utilizar una filtración del tipo y grosor apropiados.

Si se utiliza un tubo con blanco de tungsteno y película con pantalla, la filtración deberá ser de molibdeno o radio, mientras que si el ánodo es de molibdeno, se recomienda una filtración de molibdeno de 30 micras de grosor (en ningún caso la filtración total del haz será inferior al equivalente a 0’5 mm de aluminio).

En mamografía también se utilizan tubos de molibdeno, tungsteno y radio, con lo que se consigue un espectro de radiación mixto, derivado de las propiedades de todos los elementos y el tecnólogo tendrá que elegir el filtro adecuado, tras determinar las características de la mama de la paciente.

Algunos investigadores sugieren que un filtro de radio de 50 µm de grosor (Z=45) es lo más adecuado para radiografías de mamas gruesas y densas, si el tubo tiene blanco de tungsteno.

  • Efecto talón. Este efecto es muy importante en mamografía. La forma cónica de los pechos exige que la parte próxima al tórax sea mayor que la próxima al pezón para poder obtener una exposición uniforme del receptor de imagen.

En la práctica esto no suele ser necesario ya que la uniformidad del tejido se obtiene mediante comprensión vigorosa de la mama.

Si se coloca el cátodo próximo al tórax, la imagen de las estructuras próximas al mismo se degradan debido a mayor Distancia Foco-Objeto (DFO), por tanto el ánodo será conveniente colocarlo cerca del tórax.

Algunos fabricantes de aparatos para mamografía emplean una DFO mayor de 60 a 70 cm con el ánodo colocado hacia el tórax. Existe al menos, un fabricante cuya solución es inclinar el tubo de RX, que sería la mejor solución porque el tamaño del punto focal se hace menor.

  • Compresión de la mama. Permite igualar la diferencia de grosor, reduciendo el tiempo de exposición y obteniendo una densidad más uniforme, por lo que la probabilidad de que los tejidos más próximos al tórax queden más infraexpuestos y los próximos al pezón mas sobrepuestos es menor.
  • Reduce la distorsión geométrica al acercar el objeto a la placa.
  • También reduce los movimientos de exploraciones largas.

Todo esto tiene el inconveniente de que al comprimir la mama no se ve la pared torácica y quizá no se identifique un tumor situado en la profundidad de la glándula.

  • El empleo de rejillas en mamografía, tiene la ventaja de que mejora la calidad de la imagen, sobre todo en mamas densas y voluminosas, porque quita rad. difusa, pero tiene el inconveniente de que supone un aumento de la radiación necesaria y por tanto podemos decir que su uso está injustificado en mamas que pueden ser comprimidas hasta 6 cm. o menos.

Las rejillas empleadas serán de bajo factor y móviles porque las fijas producen líneas a sombra que comprometen la calidad de imagen.

  • Mamografía de Ampliación. Esta técnica se utiliza mucho en mamografía, para obtener imágenes 1.5 veces más grandes de lo normal.

Para mamografía de ampliación se requiere un equipo especial, incluyendo tubo microfoco, compresión adecuada y dispositivos para colocar a la paciente. El tamaño del punto focal no debe superar los 0’3 mm. Esta técnica no se debe utilizar de forma rutinaria porque:

  • En casi todos los casos son suficientes las mamografías normales.
  • Puede no obtenerse una imagen completa de la mama.
  • La dosis que recibe el paciente puede duplicarse.
  • Receptores de Imagen

Existen 3 tipos de receptores de imagen utilizados en mamografía: La película de exposición directa, la película de exposición con pantallas y la película para xeromamografía. La película de exposición directa tiene la desventaja de que aumenta mucho la dosis que recibe el paciente ya no se utiliza. Las dos últimas películas son las más utilizadas en la actualidad y tienen características distintivas.

  • Película de Exposición Directa. Es muy lenta, entre cinco y cincuenta veces más que la película de exposición con pantalla con lo que la dosis aumenta cinco y cincuenta veces más, por lo que ha dejado de utilizarse esta técnica (principal desventaja).
  • Combinación de Pantalla-Película. Se han utilizado mucho las placas de grano fino y sin pantalla porque daban una alta resolución y buen contraste aquí necesarios, sin embargo, tiene la desventaja de que necesitan una dosis de radiación superior y largo tiempo de exposición.

Actualmente se emplea una pantalla de alta resolución y permiten un perfecto contacto entre película y pantalla. Con ésta combinación película-pantalla se ha reducido la dosis de radiación entre 100 y 150 veces en comparación con la técnica anterior y se ha mejorado el contraste.

  • Xeromamografía. La radiografía convencional se basa en la formación de una imagen latente en imagen visible en una emulsión fotográfica obteniéndola mediante impresión de la emulsión en ciertos líquidos; mientras que la xerorradiografía se basa en la formación de una imagen latente electrostática sobre un material fotoconductivo y la obtención de la imagen visible mediante un proceso de revelado en seco. Con ésta técnica se consigue el realce de los contornos, es útil para apreciar microcalcificaciones. Desde el punto de vista de la fiabilidad del método, no hay diferencia apreciable con la mamografía siendo la dosis de radiación superior, por lo que ha dejado de utilizarse esta técnica

MÉTODOS

Recuerdo Anatómico de la Mama

Para describir la anatomía de la glándula mamaria vamos a seguir el procedimiento del análisis de estructuras de más superficial a más profunda.

La estructura más superficial de la mama que encontramos, cubriéndola, es la piel y tejido celular subcutáneo que viene a tener de 1 a 2 mm. En ella y en la parte central está la aureola mamaria y el pezón en el cual desembocan los conductos galactóforos. A continuación y formando un entramado que da consistencia a la mama se encuentra el tejido conjuntivo que es envuelto por la glándula propiamente dicha y constituye el volumen mamario. El tejido glandular está constituido por unos 15 a 20 lóbulos glandulares y cada lóbulo contiene varios lobulillos que son la unidad estructural de la mama. Por debajo del tejido glandular y antes de la pared costal tenemos un tejido adiposo que al mismo tiempo envuelve la glándula.