Crohn apendicular. A propósito de un caso de abdomen agudo

mucinoso suelen provocar una reacción de tipo inflamatorio, el estudio histopatológico nos daría el diagnóstico diferencial. Lo mismo ocurriría con los cuerpos extraños en que la histopatología mostrará células gigantes con núcleos agrupados y ausencia de reacción epitelioide.

La infección por Yersinia es, según algunos autores, la causante de la mayoría de los casos de apendicitis granulomatosas (12,13). El cultivo de muestras y pruebas serológicas debe realizar al comienzo del cuadro, porque al cabo de unas semanas después de la apendicetomía, con o sin tratamiento antibiótico, estas pruebas se negativizan. Con los estudios realizados por Dudley et al se pone en duda esta teoría, porque observan que la infección por Yersinia pseudotuberculosa es característica la necrosis central en los granulomas, que no es un hallazgo dominante en la apendicitis granulomatosa idiopática. Esta última presenta mayor número de granulomas cuando se compara con la enfermedad de Crohn apendicular (19,7 frente a 0,3).

El diagnóstico se orienta con pruebas de imagen y se confirma con el estudio de anatomía patológica y habrá que realizar estudios postoperatorios de intestino delgado y grueso para descartar otra localización además de un seguimiento mínimo de 3 años; se puede considerar que un paciente está curado al cabo de 10 años. El tratamiento indicado es la resección quirúrgica del área afectada, tratamiento recomendado por la mayoría de los autores. Es bastante característico que la evolución clínica se prolongue en el tiempo e incluso sea recurrente. La recurrencia postoperatoria varía entre el 3 y el 16%, valores muy inferiores a los obtenidos tras resección primaria en enfermedad de Crohn de otras localizaciones. La baja tasa de recurrencia hace pensar que la localización apendicular es una variedad más benigna de esta enfermedad.

BIBLIOGRAFÍA

1. Prieto-Nieto I, Pérez-Robledo JP, Hardisson D, Rodriguez-Montes Ja, Larrauri-Martinez J, García Sancho-Martín L. Crohn disease limited to the appendix. Am J Surg 2001;182:531-3.

2. Tetsuji Fujita MD: Is Crohn´s disease associated with appendicectomy or appendicitis?

Am J Gastroenterol 2009;104:1324.

3. Meyerding EV, Bertram HF. Non-specific granulomatous inflammation ( Cron´s disease) of the appendix. Surgery 1953;34:891-894

4. Lane JE, Carledege RG, Culpeper V, Mutyla S, Lee-Johnson OH. Isolated Crohn´s disease of the appendix. Comtemporary Surgery. 2002;58:32-4

5. Alvarez Blanco M, Fernández-Mere L, Martínez-Rodríguez E. Enfermedad de Crohn apendicular. Cir Esp.2005;78(5):333-5.

6.De Fuenmayor Valera ML, Pérez Díaz MD, Calvo Serrano M, Muñoz Jiménez F, Turégano Fuentes F, Del Valle Hernández E. ¿ apendicits granulomatosa idiopática o enfermedad de Crohn limitada al apéndice? Rev Esp Enf Digest.1995;87:885-8

7. Ruiz V, Unger SW, Morgan J, Wallack MC. Crohn’s disease of the appendix. Surgery.1980;107:113-7

8. Cerdán FJ, Balsa T, Torres-Melero J, García MC, Remezal M, Balibrea JL. Enfermedad de Crohn apendicular. Rev Esp Enf Digest.1995;87:331-4.

9 Richards ML, Aberger FJ, Landercasper J. Granulomatous appendicitis: Crohn´s disease. Atypical Crohn´s, or Not Crohn´s at all? J Am Coll Surg. 1997;185: 13-7

10. Cuberes R, Picardo A, De la Plaza R, Varona C, Medina M, Peñalver I, et al. Apendicitis granulomatosas y enfermedad de Crohn apendicular. Análisis de nuestra experiencia y revisión de la bibliografía. Cir Esp 1998;64:113-6

11. Stangl PC, Herbst F., Benner P. Crohn´s disease of the appendix. Virchows arch. 2002;440:397-403

12. Allen DC, Biggot JD. Granulomatous disease in the vermiform appendix. J Clin Pathol.1983;36:632.

13. Lindhagen T. Ekelund G, Leander L. Crohn´s disease confined to the appendix. dis colon Rectum. 1982; 25:805-808