Diagnosticar pénfigo vulgar, a propósito de un caso

Diagnosticar pénfigo vulgar, a propósito de un caso

El pénfigo es un trastorno  autoinmunitario de la piel, es poco común, provoca  una alteración cutánea inusual que se caracteriza por producir ampollas en la piel y en las membranas mucosas.

Autora: Martorell Hallado, MC, Diplomada en enfermería por la Universidad de Vic y Máster en salud y envejecimiento. Enfermera de atención primaria de salud en Terres de l’Ebre (Tarragona)

Palabras clave

pénfigo, autoinmunitario, corticoides, diagnóstico diferencial

Key words

pemphigus, autoimmune, corticoids, differential diagnosis

 

Introducción

El tipo más común es el pénfigo vulgar, que consiste en la aparición de llagas y ampollas dolorosas en la piel y boca, casi siempre afecta a las personas de mediana edad o mayores.

El diagnóstico se realiza con la sospecha clínica y con  la realización de biopsia cutánea y extracción de sangre. (1)

Caso clínico

Presentamos el caso de un paciente masculino de 88 años, independiente en las actividades de la vida diaria y que vive en un pueblo rural del sud de Tarragona con su esposa.  Consulta por primera vez debido a una dificultad para deglutir y respirar en los últimos 15 días, acentuándose los síntomas  en la última semana.

Se le  realiza una endoscopia observándose únicamente saliva en boca de Killiam y motilidad cordal normal.

A los 4 meses reconsulta por presentar disfagia progresiva para sólidos, traga bien el agua. No se observa patología neurológica que lo explique.

En esta ocasión se le realiza una tomografía axial computarizada (TAC) de cuello identificándose una masa en la pared posterior de la hipofaringe con medidas aproximadas de 18x37x48mm, que contacta focalmente con la vertiente posterior del hioides, está en íntimo contacto con el cricoides y con el bocio tiroideo bilateral sin infiltrarlos e impide la individualización del esófago cervical. El examen sugiere como primera posibilidad neoplasia hipofaríngea posterior con infiltración del esófago cervical, a confirmar por biopsia, la manometría no se realiza por mala tolerancia.

Reunido el comité de oncología para analizar el resultado de las pruebas  no se observan células malignas y se asocia a una presencia de pénfigo vulgar. Se inicia tratamiento con  corticoides sistemáticos y antibiótico.

Tras dos semanas con tratamiento con corticoides hay una mejoría clínica y tolera dieta semiblanda, en las visitas sucesivas se valorará la administración de fármacos supresores.

Conclusión

Es importante establecer  un adecuado diagnóstico diferencial para evitar errores diagnósticos y evitar así tratamientos no adecuados y perjuicios en nuestros usuarios, de esa manera fomentaremos el bien estar de nuestros pacientes y sus familiares.

Bibliografía

Herrera López Isis Bárbara, Miranda Tarragó Josefa. Pénfigo vulgar: Criterios Actuales. Rev haban cienc méd [revista en la Internet].

Berman K. Pemphigus vulgaris. MedlinePlus. April 29, 2016

Zeina B. Pemphigus Vulgaris. Medscape Reference. June 14, 2018