Implantación de un programa de educación nutricional destinado a pacientes renales de una clínica de diálisis

Implantación de un programa de educación nutricional destinado a pacientes renales de una clínica de diálisis

La enfermedad renal es un problema de salud pública que, por su frecuencia, sus complicaciones crónicas y el alto costo de su tratamiento, resulta de gran urgencia para las políticas sanitarias. El cuidado en el manejo de la nutrición de los pacientes de hemodiálisis es llevado a cabo en su mayoría por los mismos pacientes, los cuáles desconocen y presentan dudas sobre que alimentos son los más indicados y como deben tomarlos para que no sean perjudiciales para su propia enfermedad.

Autores:

  1. Mauricio Cruz Bajo. DUE. SAS
  2. Esperanza Cruz García. DUE. SAS
  3. Víctor Fernández Gil. DUE. SAS

Resumen:

El personal de Enfermería desempeña una actividad fundamental en los servicios de salud, con fuerte apego a principios científicos y éticos, cuyas intervenciones permiten fortalecer la calidad en los servicios de salud, a través de acciones interdisciplinarias, es por eso que la enfermera no debe olvidar ninguna de sus funciones y principalmente la educación, considerada fundamental en la recuperación y conservación de la salud del paciente renal.

Palabras claves: Alimentos, paciente renal, diálisis, Educación nutricional.

Introducción:  

La Insuficiencia Renal Crónica (I. R.C.) se define como la presencia de una alteración estructural o funcional renal ( en sedimentos, pruebas de imagen o la histología) que persiste más de 3 meses, con o sin deterioro de la función renal, o un filtrado glomerular < 60 ml/min, 1’73 m² sin otros signos de lesión renal. (1)

La insuficiencia renal crónica es un síndrome con manifestaciones clínicas muy variadas que afecta a la mayor parte de órganos y sistemas, lo cual es un reflejo de la complejidad que las funciones del riñón desempeña en condiciones fisiológicas, así como de las severas consecuencias que comporta la disfunción renal. La prevalencia e incidencia de la IRC terminal se ha incrementado en las últimas décadas de forma exponencial, lo que la convierte en un grave problema de salud pública.

El paciente con insuficiencia renal crónica en estadío V precisa de tratamiento sustitutivo para restablecer la función renal, siendo la hemodiálisis el tratamiento de elección en la mayoría de estos pacientes.

La Hemodiálisis es un proceso empleado en sujetos con nefropatía en estadío V, en el que a través de una membrana semipermeable sintética sustituye a los glomérulos y túbulos renales actuando como filtro. Los requisitos para la Hemodiálisis son tener acceso a la circulación del paciente a través de fístula arteriovenosa o a través de catéter venoso central, disponer de un dializador con membrana semipermeable y tener una solución de dializado apropiada con acetato, bicarbonato y agua ultrapura.

El objetivo de la hemodiálisis son extraer las sustancias nitrogenadas tóxicas de la sangre y el exceso de agua. Se agrega heparina a la sangre, para prevenir su coagulación y se hace pasar por medio de líneas de diálisis a la membrana semipermeable donde las toxinas y los productos de desecho se extraen por difusión, dejando pasar las partículas en función de su tamaño.

Objetivo:

Valorar la efectividad de un programa de educación diabetológica para la mejora del afrontamiento y conocimiento sobre diabetes a los padres de niños ingresados por diabetes.

Método:

Se trata de un estudio cuasiexperimental preintervención-postintervención; para implantar en una Clínica de Hemodiálisis con 80 pacientes repartidos en 4 turnos.

Criterios de inclusión: Todos los pacientes en programa de hemodiálisis que reciban tratamiento en el centro, los 80 pacientes.

La variable independiente; Un programa de intervención psicoeducativa sobre la alimentación saludable en el paciente renal.

El programa se desarrolló durante la sesión de hemodiálisis con 3 sesiones individuales de unos 30 minutos de duración, en función de las características individuales de cada paciente.

Las variables se recogieron en 3 momentos: antes de implantar el programa, durante el programa y al finalizar el programa para hacer un análisis de la evolución del mismo en el paciente renal.

Resultados:

Para evaluar la efectividad del programa se realizarán análisis bivariados con el fin de encontrar relaciones entre la educación nutricional del enfermo renal sistematizada y las variables: meses en programa de hemodiálisis; frecuentación a urgencias por complicaciones derivadas de la alimentación tales como hiperpotasemias, hiperglucemias, hipoglucemias; analítica de control a los 3 y 6 meses de iniciar el programa.

Conclusión:

La educación nutricional es básica para el paciente renal, con el objeto de obtener un mejor control metabólico y evitar las complicaciones de la enfermedad. En la educación se incluyen los conocimientos sobre alimentación, ejercicio y manejo de complicaciones agudas. Todo ello permite al paciente tener una calidad de vida y una autonomía progresiva adecuadas.

Bibliografía:

  • Lorenzo Sellarés V., López Gómez J.M. 2010. Nefrología al día 335-337.
  • Mejia Molina, M., Ruiz Avila, P., Lozano Peña, C., Huertas Fernández, M.C. 1983. Incidencias agudas durante la hemodiálisis. Temas de Enfermería, 3 28-31.
  • Braga, B.F., Almeide, N.F., Morales, J.V., García, W.F., y Potos, J. 1979. Patología aguda da hemodialise. Rev. Ass. Med. Brasil, 25:2, 51-52.
  • Galindo P, Pérez de la Cruz A, Cerezo S, Martínez T, López P, Asensio C. Malnutrición y mortalidad en pacientes en hemodiálisis. Nutr Hosp. 2001; 16 (1): 27-30.
  • Pereira Feijoo MC, Queija Martínez L, Blanco Pérez A, Rivera Egusquiza IA, Martínez Maestro VE, Prada Monterrubio Z. Valoración del estado nutricional y consumo alimentario de los pacientes en terapia renal sustitutiva mediante hemodiálisis. Enfermería Nefrológica. 2015; 18(2): 103-111.