Erupción psoriasiforme inducida por terapia antitnf-alfa en un paciente con hidrosadenitis supurativa

Erupción psoriasiforme inducida por terapia antitnf-alfa en un paciente con hidrosadenitis supurativa

Aunque la hidradenitis supurativa (HS) no es una amenaza para la vida, el dolor, el olor, el drenaje y la desfiguración asociada con este trastorno suelen tener efectos deletéreos sobre la calidad de vida de los pacientes. Debido a las importantes físicas y emocionales del SA, el tratamiento a menudo es reclamado insistentemente por los pacientes, a veces a pesar de la terapéutica pasadas decepciones.

Aránzazu Rojo Calderón. Médico de Familia. Cantabria.

María Victoria Viota González. Médico de Familia. Cantabria.

Alonso Serarín Renero. Médico de Familia. Cantabria.

Mar Esparza. Escayola. Médico de Familia. Cantabria.

María Ángeles Pereda. Médico de Familia. Cantabria.

INTRODUCCIÓN

Las directrices para el manejo definitivo de la HS están ausentes debido a una escasez de datos de alta calidad y el carácter a menudo impredecible de la respuesta al tratamiento. Así, existen varias aproximaciones terapéuticas para este trastorno. El nivel de severidad de la enfermedad influye fuertemente en el enfoque para el tratamiento de las HS.

Biológicos inhibidores TNF-alfa (infliximab, adalimumab y etanercept) han sido utilizados para el tratamiento de moderada a severa HS y pueden ser beneficiosas para disminuir la inflamación (1,2,3). Sin embargo, múltiples efectos adversos la inhibición de TNF-alfa han sido identificados a través de ensayos clínicos y de vigilancia posterior a la comercialización. Una variedad de enfermedades dermatológicas han sido reportados en asociación con inhibidores TNF-alfa. Estos incluyen: la Psoriasis y psoriásica-como los cambios en la piel (dado el hecho de que son eficaces en el tratamiento de la psoriasis, en la cual el TNF-alfa está implicada patogénicamente, esto puede considerarse una reacción paradójica), dermatitis eczematosa, manifestaciones cutáneas de lupus eritematoso sistémico, vasculitis leucocitoclástica, liquen plano y el liquen plano -como erupciones y de infecciones cutáneas (4).

CASO CLÍNICO

Describimos un paciente que mostró erupción psoriasiforme después de terapia anti-TNF (adalimumab) para HS axilar, afectan principalmente a las zonas anal y perineal (Hurley stage II) resistente a múltiples tratamientos médicos anteriores. Clínicamente, el número de nódulos inflamatorios HS mejorado, pero el paciente desarrolló una placa de tipo erupción psoriasiforme en el tronco acompañado con lesiones pustular en las palmas de las manos y plantas de los pies.

Tras el tratamiento con adalimumab se interrumpió componente inflamatorio de HS aumentó. Procedimientos quirúrgicos menores fueron utilizadas para tratar los nódulos sinusal y parcelas individuales después de la recaída. Por lo tanto, decidimos iniciar tratamiento con ustekinumab 45 mg administrado por vía subcutánea en las semanas 0, 4 y 125,6. Luego la misma dosis fue reajustado para un período de 8 semanas. Ustekinumab es un humano anti-P40 anticuerpo monoclonal que efecto terapéutico se basa en IL-12/IL-23 bloqueo. Se observó una notoria respuesta tras 2 meses. Ahora ha sido mantenido en el régimen por más de 8 meses. No ha habido brotes de HS desde que se inició el ustekinumab.

DISCUSIÓN

El paradójico efecto descrito anteriormente es un ejemplo entre los extremadamente específicas y efectos secundarios inesperados relacionados con inhibidores TNF-alfa. Aunque la fisiopatología subyacente de la inducción de psoriasis o dermatitis por inhibidores TNF-alfa siendo esquiva, la mayoría de los estudios muestran que la mayoría de los casos muestran una reducción de los niveles de TNF-alfa y el incremento de los niveles de alfa-INF. Esto podría ser la causa probable de un desequilibrio de citocinas y la aparición de la psoriasis de novo en individuos predispuestos. Clínico mejorado el conocimiento de esta complicación de drogas y una investigación más a fondo de sus mecanismos están garantizados.

En esta comunicación, presentamos un caso de una reacción paradójica secundaria al uso de un inhibidor de TNF-alfa para HS. Tras la introducción de ustekinumab, que apunta a un camino diferente, tanto la erupción y la hidrosadenitis supurativa fueron controlados.

IMÁGENES

Figura 1,2: Lesiones psoriasiformes en el tronco

erupcion-psoriasiforme-tronco
Erupción psoriasiforme. Tronco
erupcion-psoriasiforme
Erupción psoriasiforme

Figura 3: lesiones psoriasiformes e hidrosadenitis supurativa en resolución

erupcion-psoriasiforme-resolucion
Erupción psoriasiforme. Resolución

BIBLIOGRAFÍA

  1. Brunasso AM, Massone C. terapia rotacional con TNF-alfa bloqueadores de hidradenitis supurativa recalcitrantes. Eur J Dermatol. 2010 Sep-Oct;20(5):644-6.
  2. Sotiriou Goussi E, C, A, E Chovarda Lallas Apalla, Z, Lazaridou e Ioannides D. un estudio prospectivo abierto a ensayos clínicos de eficacia de la administración de cada semana de adalimumab en el tratamiento de la hidradenitis supurativa .J Dermatol drogas. 2012 May;11(5 Suppl):s15-20.
  3. Pedraz J, Dauden Perez-Gala E, S, R, P Fernandez-Penas Goiriz-Valdes, Garcia-Diez A. hidrosadenitis supurativa. Respuesta al tratamiento con infliximab. Actas Dermosifiliograficas 2007; 98: 325-31.