Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

Autora principal: Lucía Simón Melchor

Vol. XVII; nº 24; 958

Hyphothyroidism

Fecha de recepción: 16/11/2022

Fecha de aceptación: 19/12/2022

Incluido en Revista Electrónica de PortalesMedicos.com Volumen XVII. Número 24 Segunda quincena de Diciembre de 2022 – Página inicial: Vol. XVII; nº 24; 958

Autores

  • 1ª Autora responsable de la correspondencia del artículo: Lucía Simón Melchor

Profesión: Enfermera especialista en obstetricia y ginecología. Diplomada Universitaria en Enfermería. Diploma de Especialización en accidentes de tráfico. Título de experto en indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios.  Lugar de trabajo: Matrona en Servicio de Paritorios Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza), España.

  • 2ª Autora: Alba Simón Melchor

Profesión: Diplomada Universitaria en Enfermería. Diploma de Especialización en accidentes de tráfico. Título de experto en indicación, uso y autorización de medicamentos y productos sanitarios. Lugar de trabajo: Enfermera de Atención Continuada del Centro de Atención Primaria de Calaceite (Alcañiz), España.

  • 3ª Autora: María Luisa Jiménez Sesma

Profesión: Diplomada Universitaria en Enfermería. Máster Interuniversitario en Ciencias de la Enfermería. Experto en Gerontología Clínica y Social. Lugar de trabajo: Enfermera en Servicio de Cardiología Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza), España.

  • 4ª Autora: María Alastuey Aisa

Profesión: Licenciada en Medicina y Cirugía. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Lugar de trabajo: Médico de Atención Continuada del Centro de Atención Primaria de Baguena (Teruel), España.

  • 5ª Autora: María García Magán

Profesión: Diplomada Universitaria en Enfermería. Doctora en Historia por la Universidad de Zaragoza. Lugar de trabajo: Enfermera en Bloque quirúrgico del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza), España.)

  • 6ª Autor: Daniel Bordonaba Bosque

Profesión y lugar de trabajo: Técnico en Bioestadística en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Profesor asociado en la Universidad de Zaragoza (Unizar), España.

  • 7º Autora: Marta Muñoz Alonso

Profesión: Diplomada Universitaria en Enfermería. Master Universitario en Gerontología social de la Universidad de Zaragoza. Experto Universitario en Urgencias y Emergencias. Experto Universitario en hemodiálisis y trasplante renal para enfermería. Experto Universitario en el embarazo, parto y puerperio para enfermería.Lugar de trabajo: Enfermera en Servicio de Cirugía general del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza), España.)

Declaración de buenas prácticas

Los autores de este manuscrito declaran que:

Todos ellos han participado en su elaboración y no tienen conflictos de intereses.
La investigación se ha realizado siguiendo las Pautas éticas internacionales para la investigación relacionada con la salud con seres humanos elaboradas por el Consejo de Organizaciones Internacionales de las Ciencias Médicas (CIOMS) en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El manuscrito es original y no contiene plagio.
El manuscrito no ha sido publicado en ningún medio y no está en proceso de revisión en otra revista.
Han obtenido los permisos necesarios para las imágenes y gráficos utilizados.
Han preservado las identidades de los pacientes.

Resumen

La tiroides es una glándula pequeña con forma de mariposa, ubicada en la base de la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Las hormonas que produce la glándula tiroides, triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), causan gran impacto en tu salud y afectan todos los aspectos de tu metabolismo. Esta glándula es esencial para múltiples funciones metabólicas que abarcan casi todos los sistemas de órganos.

El hipotiroidismo es el resultado de niveles bajos de hormona tiroidea. Tiene etiología y manifestaciones múltiples, y en ocasiones sus causas son desconocidas. El principal tratamiento médico de esta patología es el tratamiento farmacológico con levotiroxina. El hipotiroidismo que no tratado correctamente va ligado a una mayor morbilidad y mortalidad. Este artículo revisa la etiología, factores de riesgo, sintomatología, el diagnóstico y el tratamiento médico del hipotiroidismo.

Palabras clave: hipotiroidismo, T4, TSH, levotiroxina, endocrino

Abstract

The thyroid is a small, butterfly-shaped gland located at the base of the front of the neck, just below the Adam’s apple. The hormones produced by the thyroid gland, triiodothyronine (T3) and thyroxine (T4), have a great impact on your health and affect all aspects of your metabolism. This gland is essential for multiple metabolic functions that involve almost all organ systems.

Hypothyroidism is the result of low thyroid hormone levels. It has multiple etiology and manifestations, and its causes are sometimes unknown. The main medical treatment for this pathology is pharmacological treatment with levothyroxine. Hypothyroidism that is not treated correctly is associated with increased morbidity and mortality. This article reviews the etiology, risk factors, symptoms, diagnosis and medical treatment of hypothyroidism.

Keywords: hypothyroidism, T4, TSH, levothyroxine, endocrinologist

Etiología

La etiología más común es la deficiencia de yodo en determinadas áreas geográficas. Las enfermedades tiroideas autoinmunes son la principal causa de hipotiroidismo en los Estados Unidos y en las regiones sin deficiencia de yodo. [1]

Otras causas comunes de hipotiroidismo son fármacos como la amiodarona y el litio, [1]  la terapia con yodo radiactivo de la tiroides o la cirugía de la tiroides, la radioterapia en el área de la cabeza o el cuello, y el hipotiroidismo central por trastornos neoplásicos, infiltrativos, inflamatorios o iatrogénicos de la hipófisis o el hipotálamo. [2]

Desde un punto de vista etiopatogénico, podemos hablar de dos grandes causas de tirotoxicosis: aquellas que cursan con un aumento de síntesis hormonal y las que cursan con una destrucción glandular y liberación de hormona tiroidea preformada a la circulación. Las del primer grupo cursan con una captación gammagráfica de radioyodo normal o aumentada, reflejo de la síntesis hormonal “de novo” y son las que agrupamos bajo el término de “hipertiroidismo”. En las segundas la captación gammagráfica está disminuida o ausente. [2]

Factores de riesgo

El estudio NHANESIII (Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición) encontró que la prevalencia de hipotiroidismo entre los adultos estadounidenses (mayores de 12 años de edad) es del 0,3 % y el hipotiroidismo subclínico del 4,3 %. El sexo femenino y el aumento de la edad se asociaron con niveles más altos de hormona estimulante de la tiroides (TSH) y prevalencia de anticuerpos antitiroideos. [3]

Sintomatología

Es importante la detección del hipotiroidismo a través de analíticas sanguíneas ya que los signos y síntomas pueden ser leves e inespecíficos y diferentes síntomas pueden estar presentes en diferentes pacientes.

Síntomas característicos son piel seca, cambios en la voz, pérdida de cabello, estreñimiento, fatiga, calambres musculares, intolerancia al frío, trastornos del sueño, anomalías del ciclo menstrual, aumento de peso, galactorrea. [2]

Un examen físico puede revelar una glándula tiroides agrandada, la presencia de nódulos, un tiempo prolongado de relajación del reflejo del tobillo, voz ronca y cambios en la piel y el cabello. [2] Es importante la valoración de los antecedentes familiares, médicos y quirúrgicos. También se deben buscar antecedentes de abortos espontáneos y resultados neonatales. [4]

Pueden presentarse síntomas de depresión, ansiedad, psicosis, deterioro cognitivo como pérdida de memoria. [5]  En raras ocasiones, los pacientes pueden presentar ascitis, [6]  rabdomiólisis y derrame pericárdico. [7] Los pacientes también pueden presentar síndrome del túnel carpiano, apnea del sueño, hiponatremia, hipercolesterolemia, insuficiencia cardíaca congestiva e intervalo QT prolongado. [2]

Diagnóstico

El nivel de TSH en suero se usa para detectar hipotiroidismo primario en la mayoría de los pacientes. En el hipotiroidismo manifiesto, los niveles de TSH están elevados y los niveles de T4 libre son bajos. En el hipotiroidismo subclínico, los niveles de TSH están elevados y los niveles de T4 libre son normales. [2]

El hipotiroidismo central es de origen hipofisario o hipotalámico. La TSH producida puede ser biológicamente inactiva y puede afectar los niveles de TSH bioactiva, por lo que el diagnóstico de hipotiroidismo central debe basarse en la T4 libre en lugar de la TSH. [2]

Las analíticas sanguíneas deben incluir la evaluación de enfermedades tiroideas autoinmunes con niveles de anticuerpos antitiroideos: los anticuerpos de peroxidasa tiroidea y los anticuerpos antitiroglobulina. Particularmente en pacientes con nódulos tiroideos, se debe considerar la biopsia por aspiración con aguja fina. [2]

Los pacientes con hipotiroidismo subclínico y positividad de anticuerpos contra la peroxidasa tiroidea tienen un mayor riesgo de desarrollar hipotiroidismo manifiesto [2]  y deben ser objeto de un seguimiento periódico con evaluación clínica y pruebas de laboratorio para el mismo.

Los niveles de T3 no son una prueba confiable ni recomendada. Los pacientes hospitalizados deben someterse a pruebas de TSH solo cuando se sospeche disfunción tiroidea. [2]

En los laboratorios, puede haber hiperlipidemia, CK sérica elevada, enzimas hepáticas elevadas y anemia. [2] Los niveles de creatinina y ácido úrico también pueden estar elevados. [8]

Tratamiento médico

El hipotiroidismo se trata principalmente con monoterapia con levotiroxina oral en comprimidos. [9]

La dosis de reemplazo de levotiroxina es de 1,6 mcg/kg por día, debe tomarse 60 minutos antes de una comida y al menos 3 horas después de la comida, lo que hace que antes del desayuno o antes de acostarse sea el momento práctico para la mayoría de los pacientes. Es importante mantener una formulación o marca comercial estable de levotiroxina. [9]

Cuando se modifique el tratamiento a la forma intravenosa (IV), reduzca la dosis al 70% de la dosis oral. Los síndromes de malabsorción, los medicamentos como el sucralfato, las preparaciones de calcio y los secuestrantes de ácidos biliares pueden interferir con la absorción de la levotiroxina. [2]

Según las Pautas de práctica clínica para el hipotiroidismo en adultos, el tratamiento oral debe ser monitorizado realizando mediciones sanguíneas de TSH. También se puede utilizar T4 libre de suero. Los análisis de laboratorio deben realizarse cada 4 a 8 semanas hasta que se alcancen los niveles adecuados después de comenzar el tratamiento, después de cualquier cambio de dosis, cambios en la formulación o marca comercial de levotiroxina, [2]. También debe realizarse un control analítico de TSH después de comenzar o suspender cualquier medicamento que pueda afectar los niveles de ésta. Si es estable, entonces el intervalo de monitorización puede extenderse a 6 meses, y si es estable, entonces puede extenderse a 12 meses o puede realizarse a intervalos más cortos según cada caso junto con la evaluación clínica. [2] El el caso del hipotiroidismo central, éste debe controlarse monitorizando la T4 libre en lugar de la TSH. [2]

Para pacientes de edad avanzada y pacientes con enfermedades cardíacas, se recomienda comenzar con una dosis más baja y ajustar la dosis incrementándola lentamente. [9]  Los pacientes con enfermedades cardíacas deben ser monitorizados para detectar cualquier síntoma de angina. [2]  Controle los efectos secundarios del tratamiento, como la fibrilación auricular y la osteoporosis. [9]

El tratamiento eficaz debe lograr una mejoría clínica de los signos y síntomas, junto con una mejor sensación de bienestar del paciente y niveles normales de TSH (o niveles de T4 libre, según corresponda). [11]

El tratamiento de reemplazo de tiroides puede exacerbar la insuficiencia suprarrenal coexistente. Los pacientes con insuficiencia suprarrenal conocida o sospechada deben someterse a pruebas y recibir tratamiento para la insuficiencia suprarrenal. [2]  La insuficiencia suprarrenal también se puede relacionar con hipotiroidismo subclínico que es reversible con el tratamiento de la insuficiencia suprarrenal. [10]  En pacientes con insuficiencia suprarrenal confirmada, considere una nueva evaluación de las pruebas de tiroides después del tratamiento adecuado de la insuficiencia suprarrenal.

Es importante en todos los pacientes con tratamiento de levotiroxina oral realizar un seguimiento y estudio de los signos y síntomas de sobretratamiento con levotiroxina. Los síntomas principales de sobretratamiento imitan a los signos y síntomas del hipertiroidismo, como son ansiedad, palpitaciones, taquicardia, intolerancia al calor, fiebre, sudoración excesiva, cambios en el apetito y pérdida de peso. Si el paciente observa cualquiera de estos, debe informar inmediatamente a su médico, especialmente si aprecia cualquier signo de excitabilidad cardíaca, dolor torácico y arritmias.

Conclusiones

El hipotiroidismo afecta múltiples sistemas de órganos en todos los grupos de edad y afecta el bienestar del paciente y su capacidad para funcionar a diario. El tratamiento es con levotiroxina en monoterapia es el más eficaz y utilizado en la actualidad (Grado A, Mejor nivel de evidencia 1). [2] El tratamiento efectivo exige un tratamiento multidisciplinar y centrado en el paciente. Cuando los síntomas del paciente no se controlen adecuadamente, éste debe ser derivado a consulta de endocrinología.

La consulta de endocrinología también se recomienda en escenarios complejos como la preconcepción, el embarazo, el hipotiroidismo congénito y pediátrico, el fracaso del tratamiento, los trastornos cardíacos u otros trastornos endocrinos coexistentes, la dificultad en la interpretación de los resultados de las pruebas de tiroides, el hipotiroidismo inducido por medicamentos. [2]  Otros especialistas que pueden ser necesarios son un psiquiatra, un obstetra-ginecólogo, un pediatra, un cardiólogo y un intensivista.

Es útil trabajar en estrecha colaboración con un farmacéutico para determinar las interacciones entre medicamentos y alimentos, el efecto de los cambios en las formulaciones de levotiroxina, para investigar las causas del requerimiento de dosis inusualmente altas de levotiroxina o niveles fluctuantes de TSH. La notificación inmediata de niveles inusualmente altos de TSH por parte del personal de laboratorio, la vigilancia estrecha de los signos vitales y el estado mental por parte de las enfermeras pueden facilitar el tratamiento temprano y mejores resultados, especialmente en el ámbito de los pacientes hospitalizados, como en el coma por mixedema. Los equipos de emergencias se pueden utilizar con eficacia cuando el hipotiroidismo provoca inestabilidad hemodinámica.

Referencias

  1. Taylor PN, Albrecht D, Scholz A, Gutierrez-Buey G, Lazarus JH, Dayan CM, Okosieme OE. Epidemiología global del hipertiroidismo y el hipotiroidismo. Nat Rev Endocrinol. 2018 mayo; 14 (5):301-316.
  1. Garber JR, Cobin RH, Gharib H, Hennessey JV, Klein I, Mechanick JI, Pessah-Pollack R, Singer PA, Woeber KA., Grupo de trabajo sobre hipotiroidismo en adultos de la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos y la Asociación Estadounidense de Tiroides. Pautas de práctica clínica para el hipotiroidismo en adultos: copatrocinado por la Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos y la Asociación Estadounidense de Tiroides. Tiroides. 2012 diciembre; 22 (12):1200-35.
  2. Khoury T, Kadah A, Mari A, Sbeit W, Drori A, Mahamid M. La disfunción tiroidea prevalece en la hepatitis autoinmune: un estudio de casos y controles. Isr Med Assoc J. 2020 Feb; 22 (2):100-103.
  1. Hollowell JG, Staehling NW, Flanders WD, Hannon WH, Gunter EW, Spencer CA, Braverman LE. TSH sérica, T(4) y anticuerpos tiroideos en la población de los Estados Unidos (1988 a 1994): Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES III). J Clin Endocrinol Metab. 2002 febrero; 87 (2):489-99.
  1. Anand A, Singh KR, Kushwaha JK, Hussain N, Sonkar AA. Cáncer papilar de tiroides y tiroiditis de Hashimoto: una asociación menos entendida. Indio J Surg Oncol. 2014 septiembre; 5 (3): 199-204.
  1. Hou J, Yu P, Zhu H, Pan H, Li N, Yang H, Jiang Y, Wang L, Wang B, Wang Y, You L, Chen S. El impacto del hipotiroidismo materno durante el embarazo en los resultados neonatales: una revisión sistemática y metanálisis. Gynecol Endocrinol. 2016; 32 (1): 9-13.
  1. Samuels MH. Manifestaciones psiquiátricas y cognitivas del hipotiroidismo. Curr Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2014 octubre; 21 (5):377-83.
  1. Khalid S, Asad-Ur-Rahman F, Abbass A, Gordon D, Abusaada K. Mixedema Ascitis: una presentación rara de hipotiroidismo no controlado. Cureo. 2016 05 de diciembre; 8 (12): e912.
  1. Zare-Khormizi MR, Rahmanian M, Pourrajab F, Akbarnia S. Derrame pericárdico masivo y rabdomiólisis secundaria a hipotiroidismo grave no tratado: el primer informe. Acta Clin Belg. 2014 octubre; 69 (5):375-8.
  1. Saini V, Yadav A, Arora MK, Arora S, Singh R, Bhattacharjee J. Correlación de la creatinina con los niveles de TSH en el hipotiroidismo manifiesto: ¿un requisito para monitorear la función renal en pacientes con hipotiroidismo? Clínica Bioquímica. 2012 febrero; 45 (3):212-4.
  1. Jonklaas J, Bianco AC, Bauer AJ, Burman KD, Cappola AR, Celi FS, Cooper DS, Kim BW, Peeters RP, Rosenthal MS, Sawka AM., Grupo de trabajo de la Asociación Americana de la Tiroides sobre el reemplazo de la hormona tiroidea. Directrices para el tratamiento del hipotiroidismo: preparado por el grupo de trabajo de la asociación americana de tiroides sobre el reemplazo de la hormona tiroidea. Tiroides. 2014 diciembre; 24 (12):1670-751.
  1. Abdullatif HD, Ashraf AP. Hipotiroidismo subclínico reversible en presencia de insuficiencia suprarrenal. Práctica Endoc. 2006 septiembre-octubre; 12 (5):572.
  1. Guglielmi R, Frasoldati A, Zini M, Grimaldi F, Gharib H, Garber JR, Papini E. ASOCIACIÓN ITALIANA DE ENDOCRINÓLOGOS CLÍNICOS DECLARACIÓN DE TERAPIA DE REEMPLAZO PARA EL HIPOTIROIDISMO PRIMARIO: UNA BREVE GUÍA PARA LA PRÁCTICA CLÍNICA. Práctica Endoc. 2016 noviembre; 22 (11):1319-1326.
  2. Hennessey JV, Espaillat R. Evidencia actual para el tratamiento del hipotiroidismo con terapia combinada de levotiroxina/levotriyodotironina versus monoterapia con levotiroxina. Práctica Int J Clin. 2018 febrero; 72 (2)
  3. Mathew V, Misgar RA, Ghosh S, Mukhopadhyay P, Roychowdhury P, Pandit K, Mukhopadhyay S, Chowdhury S. Coma mixto: una nueva mirada a una vieja crisis. J Tiroides Res. 2011; 2011 :493462.