Soporte vital básico en pediatría. Como manejar la parada cardiorrespiratoria

Soporte vital básico en pediatría. Como manejar la parada cardiorrespiratoria

Resumen:

La reanimación cardiopulmonar (RCP) básica es la combinación de destrezas y maniobras que, sin utilizar dispositivos técnicos, permite reconocer a una persona que está en situación de parada respiratoria o cardiaca y tratarla de forma adecuada, ganando tiempo hasta que la victima pueda recibir tratamiento avanzado.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) básica debe ser iniciada lo antes posible. Su principal objetivo es proporcionar una oxigenación suficiente para “proteger” al cerebro y otros órganos vitales. De forma ideal, todos los ciudadanos deberían tener conocimientos y destrezas para hacer la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica. Dicha reanimación cardiopulmonar (RCP) básica es más efectiva cuando el reanimador la aplica correctamente, pero aun que se haga de forma poco correcta, merece la pena intentarla, ya que el resultado será mejor que si no se hace nada.

Soporte vital básico en pediatría. Como manejar la parada cardiorrespiratoria

Autores:

Encarnación Sánchez Jiménez. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Victorina Guzmán Sánchez. Enfermera.

Palabras clave: parada cardiorrespiratoria, pediatría, diagnóstico, tratamiento

Keywords: cardiopulmonary arrest, pediatrics, diagnosis, treatment

Por ello, los reanimadores que no sean capaces o no quieran hacer ventilación boca a boca, deben ser animados a realizar por lo menos compresiones torácicas.

Abstract:

Basic CPR is the combination of skills and maneuvers without using technical devices, can recognize a person who is in a position of respiratory or cardiac arrest and treat it properly, buying time until the victim can receive advanced treatment.

Basic CPR should be initiated as soon as possible. Its main objective is to provide enough to «protect» the brain and other vital organs of oxygen. Ideally, all citizens should have knowledge and skills to make the sequence of basic CPR. That basic CPR is most effective when applied properly the rescuer, but even that is done on a bit right, it’s worth trying it because the result will be better than if nothing is done.

Therefore, rescuers who are unable or unwilling to do mouth-to-mouth ventilation, should be encouraged to perform at least chest compressions.

SECUENCIA DE LA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR (RCP) BÁSICA PEDIÁTRICA

Aunque es poco frecuente, la parada cardiaca primaria que presenta un ritmo de fibrilación ventricular o taquicardia ventricular sin pulso también puede producirse en los niños.

En esta situación es probable que el pronóstico dependa de ala realización de una desfibrilación precoz.

Sin embargo, para la mayoría de niños que sufren una PCR (parada cardiorrespiratoria), la secuencia de actuación recomendada se basa en dos hechos fundamentales:

  1. La mayoría de las paradas cardiacas son hipóxicas en su origen y por tanto la prioridad es la apertura de la vía aérea y la administración inmediata de oxígeno.
  2. La arritmia más frecuente hallada en la parada cardiaca pediátrica es la bradicardia grave que está evolucionando hacia la asistolia. Por tanto, la reanimación cardiopulmonar (RCP) básica efectiva es más importante que el acceso rápido a un desfibrilador.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) básica debe ser realizada de forma secuencial. El orden de actuaciones es muy importante ya que si una maniobra no se realiza correctamente se puede comprometer la eficacia de la siguiente.

La secuencia a seguir es la siguiente:

  1. Seguridad
  2. Estimular
  3. Gritar, pidiendo ayuda
  4. Vía aérea
  5. Ventilación
  6. Circulación
  7. Revalorar

1. SEGURIDAD

En todas las emergencias es esencial valorar rápidamente la situación y comprobar la seguridad del reanimador y del niño.

Todos los líquidos corporales deben ser considerados como potencialmente infectados. Se usará guantes tan rápido como sea posible y, siempre que estén disponibles, métodos de barrera o bolsa y mascarilla para ventilar al paciente.

2. ESTIMULAR

Es importante establecer el grado de respuesta del niño que está aparentemente inconsciente, mediante estímulos verbales y táctiles, ya que podría no encontrarse en una situación tan crítica como parece.

Nunca se debe mover bruscamente o zarandear a un niño.

Si el niño responde moviéndose, llorando, gritando o hablando, se debe valorar su situación clínica y cualquier peligro potencial y, si fuera necesario, pedir ayuda.

Si no hay respuesta, se debe continuar con la secuencia de reanimación cardiopulmonar (RCP) básica.

3. GRITAR PIDIENDO AYUDA

Se debe gritar pidiendo ayuda y comenzar la reanimación cardiopulmonar (RCP) básica inmediatamente. No se debe abandonar al niño para solicitar la ayuda.

4. VÍA AÉREA

En el niño inconsciente, es probable que la lengua ocluya la vía aérea. Por tanto, el reanimador debe abrir en primer lugar la vía aérea.

Se recomiendan dos maniobras:

a)             Maniobra frente-mentón: (contraindicada si se sospecha traumatismo cervical). Durante la maniobra frente-mentón evitaremos cerrar la boca, empujar los tejidos blandos situados bajo el mentón e hiperextender el cuello.

b)            Maniobra de elevación mandibular: es la maniobra más eficaz para la apertura de la vía aérea en el niño y el método preferido cuando se requiere inmovilización cervical. Consiste en el desplazamiento de la mandíbula hacia arriba y adelante.

c)             Comprobar la vía aérea: independientemente del método de apertura de la vía aérea que se utilice, es importante la exploración del interior de la boca para asegurarse de que no existe un cuerpo extraño, si es así se debe proceder a la extracción del mismo o limpieza de secreciones orales.

5. VENTILACIÓN