Quiste de ovario diagnosticado durante el puerperio. Reporte de caso

Quiste de ovario diagnosticado durante el puerperio. Reporte de caso

Resumen:

El cáncer de ovario pocas veces se asocia con el embarazo. Se presento el caso de una paciente de 30 años de edad, que acudió al Hospital General Do Sal de Cabo Verde, refiriendo dolor y aumento de volumen del abdomen a los once días del puerperio después de un parto vaginal eutócico.

Se realizaron exámenes físicos y se realizo el diagnóstico por ultrasonido de un tumor quístico de ovario derecho. Se realizó salpingectomía derecha. El estudio anatomopatológico se comprobó el diagnóstico de cistoadenoma seroso de ovario derecho. La evolución postoperatoria fue satisfactoria.

Quiste de ovario diagnosticado durante el puerperio. Reporte de caso

MSc. Arnaldo Barbón Sánchez. Profesor Asistente. Máster en Atención Integral a la Mujer

Hospital Do Sal Cabo Verde.

Universidad de Ciencias Médicas. “Facultad Dr. Enrique Cabrera”

Palabras clave: cistoadenoma, quiste de ovario, puerperio.

Ovarian cancer is rarely associated with pregnancy. It was reported the case of a 30-year-old woman, who was attended at the General Hospital Do Sal in Cape Verde, she was complaining of pain and swelling of the abdomen on the eleventh day postpartum after having vaginal eutocic delivery. Examinations were performed and the ultrasound diagnosis of a cystic tumor of the right ovary was done, right salpingectomy was performed. The pathological diagnosis proved a right ovarian serous cystadenoma. The postoperative course was satisfactory.

Keywords: cystadenoma, ovarian cyst, puerperium.

Introducción:

El cáncer de ovario pocas veces se asocia con el embarazo. Felizmente cuando ello ocurre, a menudo aparece en el estadio temprano, antes de propagarse fuera del ovario; además es biológicamente es menos agresivo que cuando se desarrolla mas tarde en la vida y las posibilidades de curación a menudo son muy buenas.

La incidencia de una masa anexial que se desarrolla en el embarazo varía entre 1 x 500 y 1 x 1000 embarazos. El 50 por ciento tiene menos de 5 cm de diámetro; el 25% entre 5 y 10 cm, y el 25% más de 10 cms en el momento del descubrimiento.

El 95% de ellas son unilaterales, mientras que el 2 al 5% son malignas. (1)

La mayoría de las masas anexiales en el embarazo son benignas. Los quistes funcionales del ovario, es decir foliculares o luteínicos se presentan comúnmente durante el primer trimestre y como en los casos característicos, se resuelven en forma espontánea. El teratoma quístico benigno es la neoplasia más frecuente extirpada seguido por los cistoadenoma mucinoso y los quistes paraováricos-fimbriales.

En el ovario existen colecciones de células con tres orígenes y funciones diferentes, cada una ella puede provocar una transformación maligna, con características histológicas distintas. Se clasifican en 3 grandes grupos: Epiteliales, germinales y estromales. Son tres los grupos de factores de riesgo para que un ovario se transforme en un cáncer reproductivos, genéticos y ambientales. De estos pueden disminuir la presencia del cáncer la multiparidad, la lactancia materna, el uso de contraceptivos orales y la esterilización quirúrgica y pueden incrementarlo los defectos o mutaciones de los genes BRAC I, BRAC II y el uso de esteroides en la perimenopausia. (2)

Presentación del caso:

Paciente de 30 años, angolana, puérpera de 10 días, color de la piel negra, presentó parto vaginal a término sin complicaciones. Historia Obstétrica Gesta 1, Para 1, Aborto 0. Acude a los 10 días al Banco de Urgencias del Hospital General Do Sal de Cabo verde, por aumento de volumen del abdomen y dolor.

Se decidió su ingreso para estudio y tratamiento.

Antecedes patológico personales: No refiere.

Edad de la menarquía 12 años. Menstruaciones no abundantes, no dolorosas y de carácter regular

Fórmula menstrual 5/30

Primeras relaciones sexuales 18 años

Examen Físico:

Paciente normolínea, abdomen globuloso, con peso corporal 58 Kg. Talla 1.62 cm.

Mucosas: coloreadas y húmedas.

Frecuencia respiratoria: 18 respiraciones por minuto.

Tensión arterial 125/75 mmHg.

Frecuencia cardíaca: 74 latidos por minuto.

A la exploración abdominal:

Se detecta una tumoración redondeada, de más menos 15 cm que ocupa el hemiabdomen superior de contornos regulares, fija y no dolorosa. Abdomen globuloso, depresivo, de bordes bien definidos liso y escasamente movible.

Al examen ginecológico externo:

Vulva y periné normal.

Speculum: Vagina de paredes rugosas, aspecto normal. Cuello algo entreabierto, de aspecto y configuración normal. Loquios achocolatados no fétidos.

Vagina húmeda, cuello no doloroso. Fondo de sacos vaginales normales. Se palpó tumoración de aproximadamente de 15 cm que ocupaba todo el hipogastrio y parte del epigastrio de consistencia renitente, no dolorosa.

Útero de tamaño normal correspondiente con la data puerperal. Ovario derecho se palpa aumentado de tamaño de más o menos 20 cm de contornos regulares poco móvil y no doloroso a la palpación. De consistencia blanda. Ovario izquierdo de tamaño y forma de consistencia normal.

Sindrómicamente se planteó un síndrome tumoral abdominal. Siendo el diagnóstico presuntivo una tumoración gigante de ovario.

Exámenes complementarios en el chequeo preoperatorio:

Hemoglobina (Hg): 10.3 g/L.

HIV negativo, Glicemia 5,7, Creatinina 1mg/dl

CA 125 no fue realizado. Eritro 18.

Coagulograma Tiempo de coagulación 1 min y Tiempo de sangrado 6 min

Plaquetas 230, coagulo retráctil. Serología no reactiva

Glicemia 5,3 mlmol por litro.

TGO 1,5 UI

TGP 8 UI

Exámenes imagenológicos: Rx de tórax normal

Ultrasonido abdominal:

Hígado de tamaño normal y patrón ecogénico homogéneo. Vesícula de tamaño normal y paredes normales sin litiasis. Bazo, páncreas y riñones normales.

Útero en anteversoflexión homogéneo que mide 86 x 63 x 58 mm.

En la proyección anexial derecha se observó un tumor quístico redondo