Síndrome Vasovagal. Manual orientador. La importancia de conocerlo

minutos, se le toma el pulso y la presión frecuentemente y después se coloca la cama verticalmente. La persona está sujeta a la cama por amarras, en posición de pie, afirmando los pies en una repisa, pero sin moverlos. La prueba dura una hora, o menos si la presión baja sustancialmente o la persona se marea o tiende a desmayarse. Stein, Slotwiner, Mittal, Scheiner, Markowitz, Lerman, (2001).

Implantación de un grabador insertable tipo «loop».

Monitor Holter o algún otro tipo de monitor cardíaco.

Un ecocardiograma.

Un estudio de electrofisiología cardíaca.

Entre las metodologías empleadas para evaluar el perfil autonómico en humanos durante un estímulo gravitatorio, está el registro directo de las alteraciones nerviosas simpáticas desde el nervio peróneo para cuantificar los cambios en la actividad simpática de los vasos que intervienen en las modificaciones posturales, combinado con la cuantificación de las alteraciones en los índices de modulación cardíaca simpática y vagal durante la prueba en la mesa basculante por el análisis espectral de la variabilidad de los intervalos. Ello puede contribuir a conocer las anormalidades en la distribución regional de la actividad simpática en el corazón y en los vasos. Linzer, Yang, Estes, Wang, Vorperian, Kapoor, (1997).

Tratamiento

Como medidas generales se debe explicar al enfermo la naturaleza de su problema e instruirlo para que evite los factores predisponentes (calor extremo, deshidratación, conglomerados de personas, etc.). La terapia con drogas para el síncope Vasovagal es aún controversial. Ningún tratamiento ha demostrado gran beneficio, aunque se han usado muchos agentes como drogas betas bloqueadoras. Se ha reportado el uso de técnica de tensión, con una combinación de terapia cognitiva para la ansiedad en un escenario apropiado. Consenso para el Diagnóstico y Tratamiento del Síncope Sociedad Argentina de Cardiología (2012).

Es importante una explicación y restablecer la tranquilidad en los enfermos. No existe un tratamiento curativo, pero hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir o aliviar el problema como son:

  1. Evitar permanecer en pie por tiempo prolongado. Si no se puede evitar hay una serie de movimientos que ayudan como son: empinarse y soltar repetidamente, poner un pie delante del otro y después cambiar de pie, agacharse como para abrochar los zapatos.
  2. En caso de un desmayo, es conveniente no levantar al sujeto del suelo y elevarle las piernas.
  3. Evitar caminar despacio en el Supermercado y no permanecer en estos más de una hora de ser posible.
  4. Al estar sentado en un bus o avión hay que mover los pies y rodillas frecuentemente y levantarse para caminar.
  5. De vez en cuando adoptar la posición en híper-flexión de pecho a rodilla y cabeza entre las rodillas. Sra JS, (2001).
  6. Evitar la deshidratación, para lo que es conveniente tomar unos 2 litros de líquidos al día. Recordar que uno se deshidrata fácilmente con el calor, los vómitos y la diarrea. También hay que tener cuidado con los diuréticos.
  7. Es conveniente hacer ejercicio aeróbico moderado, lo que ayuda el retorno venoso. Ejercicios permaneciendo progresivamente de pie por periodos más largos y ejercicios en el agua, son particularmente beneficiosos.
  8. Su médico puede recetarle algunos medicamentos que pueden ser tales como: Fluoxetina, Florinef, o Beta-bloqueadores. Se pueden usar vasos constrictores como sustancias parecidas a las anfetaminas, pero tienen problema de adicción. Un nuevo medicamento usado por los cardiólogos, con buenos resultados, es la Midodrina.
  9. En caso de sufrir de anemia, se debe corregir esta ya que agrava esta enfermedad.
  10. Durante la atención del paciente con síncope en las etapas preliminares, o después de haber perdido el conocimiento, debe colocarse con la cabeza hacia abajo entre las rodillas si están sentados, o en posición supina con las piernas levantadas de manera que permita el flujo sanguíneo general máximo.
  11. Deberán aflojarse todas las ropas y colocar la cabeza de manera tal que no bloquee la vía respiratoria. No se administra nada por vía oral hasta recuperado el conocimiento, no se le permite levantarse hasta que no cese la crisis, sobre todo, la sensación de debilidad física.
  12.  En personas jóvenes sin antecedentes ni datos físicos de enfermedad neurológica o cardiovascular, el tratamiento es sintomático. Theodorakis, Markianos, Zarvalis, Livanis, Flevari, Kremastinos, (2000).

Conclusiones

  1. El síncope actualmente reviste gran importancia en la práctica médica, por su frecuencia, naturaleza incapacitante y su potencial gravedad. En los últimos años es mayor el interés por el manejo del síncope y por los problemas complejos implicados en su génesis y difíciles de diagnosticar.
  2. El síncope Vasovagal es el más común y produce una de las respuestas de vasodilatación más poderosa en los humanos. En su producción se halla implícita una disfunción breve de reflejos cardiovasculares vaso-depresores con disminución del metabolismo cerebral.
  3. La pérdida de conciencia puede ser causada por muchos trastornos, en su mayora de origen benigno, sin embargo en una proporción pequeña de casos, el síncope puede ser causado por un trastorno peligroso para la vida y ser causa de muerte súbita.
  4. Su mecanismo de producción más frecuente es el reflejo bradicárdico. No hay evidencia de la utilidad diagnóstica de las pruebas de neuro-imagen, EEG o estudios vasculares en los pacientes con este trastorno. El estudio del síncope constituye un problema complejo que requiere de una guía clínica que lo racionalice.

Referencias

Linzer M, Yang EH, Estes NA III, Wang P, Vorperian VR, Kapoor WN. Diagnosing syncope. 1. Value of history, physical examination, and electrocardiography: Clinical Efficacy Assessment Project of the American College of Physicians. Ann Intern Med 1997; 126:989-96.

Nahm F, Freeman R. Vasovagal syncope: the contributions of Sir William R. Gowers and Sir Thomas Lewis. Arch Neurol 2001; 58(3):509-11.

Kapoor WN. Syncope. N Engl J Med 2000; 43(25):1856-62.

Casanova Sotolongo P, Peñalver González JC, Estévez Báez M. Síncope en aviación: publicación de dos casos. Revisión bibliográfica. Rev Med Milit 1982; 1(extra):81-909.

Moya A, Brignole M, Menozzi C, García-Civera R, Tognarini S, Mont L, et al. Mechanism of syncope in patients with isolated syncope and in patients with tilt-positive syncope. Circulation 2001; 104(11):1261-7.

Sarasin FP, Louis-Simonet M, Carballo D, Slama S, Rajeswaran A, Metzger JT,