Inicio > Ultimas Publicaciones de la Revista > Hematología y Hemoterapia > Tratamiento transfusional en las anemias en la sala de observación de cuerpo de guardia > Página 3

Tratamiento transfusional en las anemias en la sala de observación de cuerpo de guardia

observación gran cantidad de pacientes. Gracias al reporte de casos existente del año 2011 y lo que va de año, pudimos conocer que fueron transfundidos en el trimestre comprendido de Enero- Marzo 2011 y Enero- Marzo 2012, 207 pacientes en este servicio, por tal motivo decidimos realizar un estudio detallado para ver cómo se comporta la anemia en esta área de urgencia.

PROBLEMA CIENTÍFICO:

Alta incidencia de ingresos en la sala de observación del Hospital Universitario Camilo Cienfuegos de pacientes con cifras bajas de hemoglobina para realizarse tratamiento transfusional.

Resultados

En la Tabla #1 se muestra la distribución de pacientes por patologías que más fueron transfundidos en la sala de observación según sexo en el periodo comprendido de enero- marzo 2011/2012. Como se puede observar en el trimestre correspondiente al año 2011 los pacientes con anemias crónicas fueron los más transfundidos predominando el sexo femenino con 8 pacientes para un 33.3%, así sucedió con el trimestre correspondiente al año 2012 donde las anemias crónicas fueron también las más transfundidas, predominando también el sexo femenino con 21 pacientes para un 23,6%

En la tabla #2 se muestra la distribución de pacientes en los que fue necesario tratamiento transfusional según grupos etarios en correspondencia con el sexo en el período comprendido de Enero- Marzo 2011/2012. Como se puede observar en el trimestre correspondiente al año 2011 las edades más transfundidas se encontraron entre los 60 y los 75 años, predominando el sexo femenino con 10 pacientes para un 41.7%, mientras que en el trimestre correspondiente al año 2012 el grupo etáreo de 75 a 90 años de edad fueron las que predominaron, siendo el sexo masculino el que predomino con 34 pacientes, para un 44,7%.

En la tabla #3 se muestran los valores en que oscilaron las cifras de hemoglobina a la hora de la transfusión. Como se puede apreciar en el trimestre correspondiente al año 2011 las cifras de hemoglobina se encontraron entre los 5 y los 8 g/l con 36 pacientes para un 85.7%, así sucedió en el trimestre correspondiente al año 2012 con 147 pacientes para un 89.1%.

En la tabla #4 se muestran las especialidades que más ingresos realizaron en el servicio, como podemos apreciar en el trimestre correspondiente al año 2011 predominó la especialidad de medicina interna con 22 pacientes para un 52.4%, mientras que en el trimestre correspondiente al año 2012 también predomino la especialidad de medicina interna con 96 pacientes para un 58.1%, seguidos ambos trimestre por las especialidades de hematología y oncología.

Discusión

Si comparamos ambos trimestres en la tabla 1 podemos observar que las anemias crónicas fue la patología que más predominó a la hora del ingreso esto coincide con estudios realizados en el Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Saturnino Lora de Santiago de Cuba.

Si comparamos ambos trimestres en la tabla 2 podemos darnos cuenta que las anemias fueron más frecuentes en personas ancianas, esto puede estar dado a que estos están más propensos a sufrir de anemias producidas por tumoraciones malignas presentes en esa edad, como son los tumores de colon y las anemias crónicas de varios meses de evolución. Esto coincide con estudios realizados en un hospital de Colombia en el año 2010.

Si comparamos ambos trimestres en la tabla 3 podemos observar que las cifras de hemoglobina siempre se encontraron en el mismo rango establecido entre los 5 y los 8 g/l, sin embargo el número de pacientes a transfundir aumentó en el trimestre correspondiente al año 2012.

Si comparamos ambos trimestres en la tabla 4 podemos observar que la especialidad de medicina interna fue la que más ingresos realizo en el servicio, esto puede estar dado a que gran número de estos pacientes se reciben en el cuerpo de guardia de medicina remitidos desde los municipios con el diagnostico de anemia y con indicación para transfundir.

ATENCIÓN DE ENFERMERÍA

Acciones previas:

  1. Verificar si tiene antecedentes de transfusiones previas.
  2. Identificar al paciente.
  3. Determinar la calidad del preparado a utilizar.
  4. Verificar que se chequee el paciente por banco de sangre.
  5. Preparación del equipo de transfusión.
  6. Puncionar la vena con el equipo adecuado extremando las medidas de asepsia y antisepsia. Usar agujas o catéteres adecuados: un calibre grueso 18 o 19 G suele ser suficiente.
  7. Verificar que el componente tenga la temperatura adecuada lo más cercana a la temperatura corporal, no más de 37 grados Celsius.
  8. Administrar el componente en el tiempo indicado, entre 2 y 4 horas, sobre todo los globulares.
  9. Administrar tratamiento con benadrilina e hidrocortisona previa transfusión según indicación médica.
  10. . No añadir medicación ni fluidos a la sangre: la única solución compatible es la solución salina fisiológica (0,9%). Las soluciones salinas hipotónicas y las que contienen dextrosa están contraindicadas por ser hemolizantes. Las soluciones que contienen calcio (Ringer lactato) pueden producir coágulos al revertir el efecto anticoagulante del citrato.
  11. Ritmo de infusión: una unidad (bolsa) se debe transfundir en 1 h aproximadamente. En ancianos o en pacientes con enfermedad cardiovascular, la velocidad de infusión puede ser más lenta, el máximo recomendado es de 4 h ante la posibilidad de sobrecrecimiento bacteriano.

Durante la transfusión:

  1. Observación estricta del paciente (frecuencia cardíaca, temperatura, tensión arterial, escalofríos, dolor lumbar, entre otros).
  2.  En caso de reacción transfusional a menos que la necesidad sea urgente, es conveniente retrasar la transfusión hasta que se conozca el motivo de la reacción.

Medidas posteriores:

  1. Examen del paciente receptor.
  2. Anotar cualquier alteración en la historia clínica.
  3. Medir diuresis si fuera necesario para verificar como se encuentra la función renal.
  4. Si existió reacción post-transfusional, se deberá añadir al informe las manifestaciones clínicas ocurridas y el tratamiento indicado.

ACTITUD INICIAL ANTE UNA REACCIÓN TRANSFUSIONAL AGUDA

1. Detener la transfusión.

2. Mantener una vía