Inicio > Ultimas Publicaciones de la Revista > Cardiología > Cardiotoxicidad por plomo en ratas Sprague Dawley > Página 3

Cardiotoxicidad por plomo en ratas Sprague Dawley

toxicidad-plomo-transaminasas-LDH
Toxicidad por plomo. Transaminasas. LDH

Gráfico 3: Comportamiento de los parámetros bioquímicos en ratas Sprague Dawley en el ensayo de dosis repetida de una solución de acetato de plomo. Hembras.

toxicidad-plomo-GOT-GPT-LDH
Toxicidad por plomo. GOT. GPT. LDH

Gráfico 4: Comportamiento de los parámetros bioquímicos en ratas Sprague Dawley en el ensayo de dosis repetida de una solución de acetato de plomo. Machos.

En referencias de Roca Goderich et al (2002) coinciden al expresar el aumento de las enzimas TGO y LDH en alteraciones cardiovasculares, en especial el infarto agudo del miocardio y la relación existente entre las TGO y TGP, respectivamente, con una proporción de 100 a 10, donde refiere que para detallar daños en el corazón deben estar aumentadas estas determinaciones al doble de su valor y otras que se recomiendan. (5) Suardíaz en su edición de 2004 refleja la importancia de la enzimología clínica para el tratado de las afectaciones cardiovasculares, realzando la importancia de las enzimas ya relacionadas. (11)

No se produjo la muerte de ningún animal durante el estudio, por ello todos fueron sacrificados al finalizar la investigación. Al realizar la necropsia no se encontraron lesiones macroscópicas, pero el diagnóstico histopatológico mostró: foco inflamatorio mononuclear subendocárdico y endocárdico, necrosis focal severa, degeneración de las fibras y franca regeneración, congestión en los vasos y hemorragia diseminada; ocurrió de esta misma manera en las dosis experimentales de 1 000 y 500 mg ⁄ kg y satélite. La dosis de 250 mg ⁄ kg mantuvo el mismo resultado pero con ligera necrosis focal, comportándose de la misma forma en ambos sexos (figuras 1-5).

Roca Goderich en la edición de 2002 de Medicina Interna, aborda sobre la existencia de infartos miocárdicos transmurales, en los cuales la necrosis se extiende desde el epicardio al endocardio, o sea todo el espesor de la pared ventricular, y no transmurales donde afecta el subendocardio exclusivamente. Además puede verse en las primeras horas un infiltrado de leucocitos y eritrocitos. (5)

Consol Serra y Benavides (2006) explican, no coincidiendo con el estudio, que las alteraciones cardiovasculares en los intoxicados por plomo no son significativas, se enmarcan en la presencia de arritmias, hipertensión arterial y alteraciones electrocardiográficas exclusivamente. (4)

histologia-corazon-sano
Histología corazón sano

Figura 1. Corazón control.

corazon-dosis-maxima-plomo
Corazón. Dosis máxima de plomo

Figura 2. Corazón. Dosis máxima.

corazon-dosis-media-plomo
Corazón. Dosis media de plomo

Figura 3. Corazón. Dosis media.