Las tecnologías al servicio de la comunidad

distribuidos en 38 consultorios médicos, con una casa de abuelo y un policlínico docente, con el propósito de incrementar la calidad de vida de la población. Esta estrategia sanitaria como línea de investigación aumentará la calidad de vida de las personas que lo precisen, en especial, el adulto mayor y discapacitados. La pesquisa está dirigida a la atención primaria en los servicios de rehabilitación en salud, higiene y epidemiología, vigilancia y lucha antivectorial, nutrición, podología y optometría y óptica perfiles que se estudian en la Facultad de Tecnología de la Salud.

A partir de la realización de encuestas y entrevistas a un grupo de personas, en especial a los adultos mayores, amas de casas y pacientes discapacitados, se pudo constatar que:

  • Existe dificultad en la orientación y ejecución de diferentes actividades de salud que permiten elevar la calidad de vida de las personas discapacitadas en las comunidades alejadas de los servicios sanitarios.
  • No se lleva a cabo con sistematicidad un plan de acciones extensionistas y de salud mental por parte de la Universidad de las Ciencias Médicas en las comunidades alejadas de su entorno.
  • No existe coordinación con la Universidad de las Ciencias Médicas para implementar acciones de salud al adulto mayor y personas discapacitadas por parte de los estudiantes de los perfiles de Nutrición, Rehabilitación en salud, Logofonoaudiología, Podología e Higiene, Óptica y Optometría, entre otros servicios.
  • Existen pocas opciones para elevar la calidad de vida del adulto mayor y de las personas discapacitadas en las zonas alejadas de las instituciones de salud en nuestro municipio.

De lo antes expuesto se infiere la necesidad de elevar la calidad de vida y el carácter afectivo- motivacional del adulto mayor, de los discapacitados y de las personas que lo requieran, en sentido general; por lo que se asume el siguiente problema científico ¿Cómo contribuir al fortalecimiento de la calidad de vida del adulto mayor, de las personas discapacitadas y de todas aquellas que así lo requieran en las comunidades alejadas del policlínico docente Tula Aguilera?

IDEA A DEFENDER:

Implementar acciones de salud en comunidades alejadas de nuestro municipio perteneciente al policlínico docente «Tula Aguilera« para fortalecer la calidad de vida del adulto mayor, discapacitados y de aquellas personas que así lo requieran, con estudiantes, docentes y especialistas seleccionados de la Facultad Tecnológica.

JUSTIFICACIÓN

La interacción equilibrada del bienestar físico, psíquico y social del hombre con el ecosistema donde vive equivale a la inmunidad.

La salubridad es una forma de percibir las acciones en salud centrando la mirada hacia aquellos factores que originan que las comunidades aumenten el control sobre su salud y la optimicen. Aunque parezca utópico por medio de la búsqueda de un enfoque de salud positiva se trabaja para que las personas vivan más felices.

Esta forma de proyectar y conducir la salud pública, adquiere valida la idea de los activos para la salud y las teorías referidas a su origen las cuales avalan que las personas son hábiles para enfrentar los retos del ambiente en aras de lograr su bienestar.

La conceptualización de “activos para la salud” y “salud positiva” adopta el juicio de hacer factibles las opciones encaminadas al bienestar, el crecimiento y el envejecimiento saludables poniendo énfasis en el origen de la salud. De ahí el interés actual por los recursos positivos o activos para la salud de las personas en las comunidades.

Es válido destacar en esta investigación por su temática en estudio que la Calidad de Vida no es más que la percepción particular del individuo sobre su situación en la vida dentro del contexto social y cultural en correspondencia con sus objetivos, expectativas, valores e intereses que contiene su salubridad, el estilo de vida, la satisfacción plena, el estado mental y el bienestar con el propósito de elevar su estado psicológico, nivel de independencia y relaciones sociales con los elementos de su entorno.

Cada comunidad tiene talentos, habilidades, intereses y experiencias que constituyen un valioso arsenal para la salud. Resulta necesario aplicar en la práctica metodologías que enfaticen el desarrollo de estrategias basadas en las capacidades, habilidades y recursos de las personas y de las comunidades en ciudades, pueblos y barrios. Esto permite, como ya es recurrente en programas de salud pública y promoción de salud, descubrir los recursos individuales, colectivos y ambientales existentes en el territorio.

Trabajar en esta línea, tanto en la investigación como en la docencia, es un reto actual y de continuidad futura para la salud pública. Los fundamentos teóricos y las evidencias en activos en salud, salutogénesis y evaluación de las intervenciones facilitarán las tareas a los salubristas; por ende, se precisa desplegarlos a profundidad.

El término de servicio de salud comunitaria fue creado por el estadounidense –israelí médico sociólogo Aarón Antonovsky (1979; 1987) en el siglo XX. Viene del latín Salus, “salud”, y del griego Génesis, “origen”, “creación de” su significado es “Génesis de la Salud”. Su contribución fundamental es mantener la salud y la búsqueda del “origen de la salud”, así como las causas que suscitan la enfermedad; tema que inspira trascendentales exploraciones.

Antonovsky, padre del paradigma servicio de salud comunitaria, desarrolló criterios acerca de cómo se mide la salud física y espiritual, y arribó a esta interrogante ¿cuál es el origen de la salud?, mientras conducía un estudio epidemiológico de aspectos sociológicos y médicos, de menopausia y envejecimiento, en mujeres israelitas sobrevivientes de campos de concentración de la segunda guerra mundial.

Servicio de salud comunitaria

El enfoque salud comunitaria está calculado en los factores humanos que apoyan la salud y la complacencia.

Desde la reunión de la organización mundial de la salud (OMS1, 993)