Trauma vascular de arteria y vena poplítea

Trauma vascular de arteria y vena poplítea

Resumen:

Introducción: Los traumatismos vasculares pueden deberse a lesiones penetrantes, contusas o iatrogénicas. Las principales causas de lesión son los accidentes de tránsito, las caídas, las armas de fuego, los instrumentos cortantes o punzantes y las quemaduras.

Reporte del caso: Paciente negro, masculino de 7 años de edad con antecedentes de salud que recibe trauma en región poplítea izquierda provocándole herida penetrante, sucia de 4 cm., siendo atendido por el servicio de Ortopedia.

Trauma vascular de arteria y vena poplítea

MSc. Dr. Elier Alain Ferrer del Castillo (1), MSc. Dra. Mercedes Ravelo González (2), Dr. Eudaldo González (3), MSc. Dra. Norma Pérez Cruz (4).

(1)           Especialista de Primer y Segundo Grado en Angiología y Cirugía Vascular, Master en Enfermedades Infecciosas, Profesor Auxiliar.

(2)           Especialista de Primer y Segundo Grado en Neonatología, Master en Enfermedades Infecciosas, Profesora Auxiliar.

(3)           Especialista de Primer y Segundo Grado en Pediatría, Master en Atención Integral al niño, Profesora Consultante.

(4)           Especialista de Primer Grado en Ortopedia y Traumatología.

Hospital General Provincial Docente Roberto Rodríguez Fernández de Morón. Servicio de Angiología y Cirugía Vascular.

Se realiza cura, se cierra la herida, se tapa y se ingresa en el servicio de Pediatría, con antibióticoterapia parenteral. A las 48 horas de su hospitalización presenta toma del estado general, dolor intenso en la pierna izquierda, que no se alivia con los cambios de posición ni con analgésicos, impotencia funcional del miembro, edema, empastamiento muscular, pie péndulo, frialdad cadavérica y ausencia de pulsos y llene capilar. Se interviene quirúrgicamente y se encuentra un desgarro de la vena poplítea y un área de necrosis de 2 cm. de la arteria poplítea, reparándose el daño vascular.

Conclusiones: Las lesiones vasculares periféricas representan el 80% de todos los traumatismos vasculares, y son más frecuentes en las extremidades inferiores. La mayoría de los pacientes son varones jóvenes y la clave del diagnóstico sigue siendo la clínica y la exploración física minuciosa.

Palabras clave: Trauma vascular

Introduction: The vascular traumatisms can be due to penetrating lesions, contousions or iatrogenic. The main lesion causes are the traffic accidents, the falls, the firearms, the sharp or piercing instruments and the burns. Case Report: A 7 years old, male, black, patient with a good health history ,received trauma in the left popliteal region provoking him a penetrating wound, dirty of 4 cm. He was treated by the Orthopedics service .Cure is carried out, the wound closes and it is covered and he is admitted to the Pediatric ward, with parenteral antibiotics therapy. At 48 hours of his hospitalization he presents a bad general state, intense pain in the left leg that is not alleviated with the position changes neither with analgesic, functional impotence of the member, oedema, muscular rigidity, pale and pendulum foot, and absence of pulses and capillary filling. In the surgical treatment we observe a laceration of the popliteal vein and area of necrosis of 2 cm. of the popliteal artery, and the vascular damage was repaired. Conclusions: The peripheral vascular lesions represent 80% of all the vascular traumatisms, and they are more frequent in the inferior extremities. Most of the patients are young males and the key of the diagnosis continues being the clinical and the though physical examination.

Words key: Vascular trauma

Introducción:

 Los traumatismos vasculares constituyen una emergencia quirúrgica que se ha ido convirtiendo en un problema de salud en muchos países por el aumento progresivo que han tenido en la práctica civil. Es actualmente la segunda causa de amputación después de las complicaciones del pie diabético y a la vez, la primera causa de pérdida de una extremidad en la población económicamente activa.

La mayor incidencia de este tipo de traumas se observa durante las guerras; antes y durante la Primera Guerra Mundial. La ligadura de la arteria lesionada era el tratamiento de elección lo que provocaba en muchas ocasiones la amputación y pérdida de la extremidad. Durante la Segunda Guerra Mundial se realizaron estudios aislados donde De Bakey y Simeone reportaron un 40% de amputaciones después de la ligadura arterial y no es hasta las guerras de Corea y Vietnam que la reconstrucción vascular se adopta como el método básico de tratamiento con el objetivo de disminuir el número de amputaciones. 1-3.

Los traumatismos vasculares pueden deberse a lesiones penetrantes, contusas o iatrogénicas. Las principales causas de lesión son los accidentes de tránsito, las caídas, las armas de fuego, los instrumentos cortantes o punzantes y las quemaduras. Las lesiones vasculares periféricas representan el 80% de todos los traumatismos vasculares, y en su mayoría afectan a las extremidades inferiores.

La mayoría de los pacientes son varones jóvenes, debido a su propensión a participar en actividades de alto riesgo. Siendo el riesgo de muerte tras una lesión siete veces mayor en hombres que en mujeres, producto a la mayor ingestión de alcohol y drogas.

La incidencia actual de trauma vascular en la mayoría de los países europeos es desconocida. En algunos países se han establecido registros nacionales, pero sus resultados se ven limitados debido a subregistros, especialmente, porque muchas de estas lesiones no son tratadas por cirujanos vasculares.

La proporción de lesiones iatrogénicas como causa de trauma vascular ha excedido el 40%. Las lesiones vasculares durante cirugías ginecológicas representan el 3% del total.

Este incremento parece estar asociado a la introducción de la angioplastia luminar percutánea y otras técnicas de diagnóstico y tratamiento, endovascular y endoscópicas.

Se han registrado, además, lesiones vasculares abdominales causadas por la inserción de trocar durante colecistectomías endoscópicas, siendo los vasos más frecuentemente dañados los ilíacos (4).

Presentación del caso:

Paciente negro, masculino de 7 años de edad con antecedentes de salud que recibe trauma en región poplítea izquierda provocándole herida penetrante de 4 cm. Al llegar al Cuerpo de guardia es visto por el ortopédico, quien observa una herida penetrante, sucia con restos de tierra en su interior.

Se lava bien, no impresionando daños de estructuras profundas. Se cierra, se tapa y se ingresa en el servicio de Pediatría, con antibióticoterapia parenteral. A las 48 horas de su hospitalización somos llamados a valorar el paciente porque presenta toma del estado general, dolor intenso en la pierna izquierda, que no