Estrategia en el Abdomen Agudo Quirúrgico en el adulto mayor en Pinar del Río

Estrategia en el Abdomen Agudo Quirúrgico en el adulto mayor en Pinar del Río

El presente estudio tiene como objetivo proponer el diseño de una estrategia dirigido a los médicos de atención primaria de salud para el manejo del abdomen agudo quirúrgico en el adulto mayor en la provincia de Pinar del Rio. Es una investigación aplicada en etapas, de tipo descriptiva, transversal, de intervención acción con preparación de recursos humanos; para los pacientes ingresados en el Hospital General Universitario “Abel Santamaría Cuadrado”.

Estrategia en el Abdomen Agudo Quirúrgico en el adulto mayor en Pinar del Rio.

Autores:

  1. MsC Dr. Carlos Antonio Sánchez Portela Especialista. Especialista segundo Grado en Cirugía General. Master en Urgencias Médicas en APS. Profesor Auxiliar.
  2. MsC Dra. Irene C. Pastrana Román. Especialista segundo Grado Medicina Interna y Medicina Intensiva. Master en Urgencias Médicas en APS. Profesor Auxiliar.

Hospital General Universitario “Abel Santamaría Cuadrado”. Pinar del Rio. Cuba

Resumen

Los pacientes mayores de 65 años tienen tres veces más riesgo de ser admitidos para procedimientos quirúrgicos.

Objetivo: Aplicar una estrategia en el manejo del abdomen agudo quirúrgico en el adulto mayor.

Método: Diseño de estrategia para el manejo del abdomen agudo quirúrgico (AAQ) en el adulto mayor. Investigación aplicada en etapas. Descriptiva, transversal, de intervención con preparación de recursos humanos; para los pacientes ingresados en el Hospital General Universitario “Abel Santamaría Cuadrado” de Pinar del Río. Investigación-acción: Se realizó un adiestramiento a 25 médicos de Atención Primaria de Salud (APS). Se diseñó un protocolo de actuación, en el anciano.

Universo: 1865 pacientes intervenidos por abdomen agudo. Médicos de Atención Primaria de Salud de policlínicas del municipio Pinar del Río.

Muestra: 233 pacientes mayores de 60 años con abdomen agudo quirúrgico. Se confeccionó ficha de vaciamiento de datos, se consignaron las principales causas de abdomen agudo quirúrgico. Se adiestraron 25 médicos (APS). Se utilizó la técnica de la estadística no paramétrica Chi-cuadrado. Se confeccionó protocolo de actuación.

Resultados más relevantes fueron: más afectado el sexo masculino, grupo de 60 a 69 años, hallazgo operatorio fue apendicitis aguda y colecistitis aguda, más asociadas: enfermedades crónicas no trasmisibles, clasificados como ASA II y III, sepsis de la herida quirúrgica como complicación, causa de mortalidad la sepsis intraabdominal y causa más importante de demora de cirugía electiva temprana fue la falta de información médica. La evaluación realizada post curso con respecto a la pre curso demostró variación significativa.

Conclusiones: La estrategia diseñada resultó eficaz, se propone aplicarla y generalizarla a otros municipios de la provincia.

Palabras clave: Estrategia; ASA; APS (Atención Primaria de Salud).

Introducción

El incremento considerable de ancianos en el mundo en las últimas décadas constituye una situación que nunca antes había sucedido, en efecto, es notorio como cada vez aumenta más la proporción de personas mayores dentro de la estructura poblacional de los países y aunque este cambio es más evidente en las regiones industrializadas, tales tendencias globales también se presentan en Latinoamérica 1.

Se recalca la importancia y continúa llamando la atención sobre los cambios demográficos extraordinarios e irreversibles que están ocurriendo en la población, así en el año 2002 el informe de Naciones Unidas sobre envejecimiento, anunciaba que a mediados del presente siglo XXI, por primera vez en la historia de la humanidad, la población de la Tercera Edad, superaría a la de los jóvenes. A principios de este siglo existían en el mundo 629.000.000 de personas de la llamada Tercera Edad, o sea con más de 60 años. Se estima que para el 2025 esta cifra llegará a 2.000.000.000 (1-3).

En Cuba, el 14 % de la población está comprendida en este grupo poblacional y para el 2025 será el territorio más envejecido de la región con un 24% de sus habitantes mayores de 60 años (4). Este proceso tiene y tendrá consecuencias directas en los sistemas de salud y atención médica. Otro aspecto que se deberá tener en cuenta es el aumento de la esperanza de vida geriátrica, con 19,5 años para los hombres y 21,1 para las mujeres que alcancen los 60, lo que hace que más de la tercera parte de la población anciana rebase los 75 años, edad considerada de forma diferenciada hoy como la cuarta edad, que posibilita la aparición de los llamados viejos-viejos o longevos que superan los 90 años (5).

Los servicios quirúrgicos no están exentos de estos efectos si se tiene en cuenta que los pacientes mayores de 65 años tienen tres veces más riesgo de ser admitidos para procedimientos quirúrgicos, tanto electivos como urgentes, que los miembros más jóvenes de la población.

Es importante señalar que aproximadamente entre el 40% y el 43% de las intervenciones urgentes que se realizan a este grupo de la población pudieran llevarse a cabo de manera electiva o ser prevenidas, sumándole a ello que someter a un paciente anciano a un proceder quirúrgico representa un riesgo en sí, por la morbilidad de otras enfermedades no quirúrgicas preexistentes.

El incremento de este sector de la población genera mayor presencia de ancianos en los servicios quirúrgicos, muchas veces motivados por enfermedades de largos años de evolución o para operarse de urgencia por afecciones ya conocidas y que fueron rechazados en cirugía electiva sobre la base de su edad (6).

El paciente anciano con patología abdominal aguda puede presentarse con un cuadro clásico; sin embargo la presentación clínica atípica es frecuente y puede sorprender al médico en el momento de valorar tal cuadro (7-9). Además, también se debe sospechar de una etiología inusual en estos pacientes como causa del dolor abdominal (10).

La tendencia a no operar ancianos, asintomáticos o no, es peligrosa porque al posponer la intervención quirúrgica