Prevención del acoso escolar

Prevención del acoso escolar

El acoso escolar consiste en conductas continuas de intimidación, y acoso físico o psicológico ejercido de forma intencional por un escolar o grupo contra otro.

Estos ataques se realizan con la intención de provocar temor o dolor en la víctima, que es incapaz de afrontar la situación de abuso de poder.

Prevención del acoso escolar

Mª Victoria Arranz Velasco (Diplomada Universitaria en Enfermería. Especialista en Salud Mental)

Alicia Antolín González (Diplomada Universitaria en Enfermería. Especialista en Salud Mental)

PALABRAS CLAVE

Bullying

Acoso escolar

Atención primaria

Educación socioemocional

INTRODUCCIÓN

En la víctima se producen efectos negativos como disminución de la autoestima, estados de ansiedad o cuadros depresivos.

TIPOS DE ACOSO:

  1. Verbal: burlas, insultos, dejar a la víctima en evidencia en público.
  2. Social: ignorar a la víctima, excluirla de actividades.
  3. Físico: empujar, pegar, robar objetos a la víctima.

¿QUIÉN PARTICIPA EN EL ACOSO?

Existen diferentes participantes: víctima, agresor y testigos.

La víctima suele ser tímida, con baja autoestima y con pocas habilidades sociales.

El agresor suele ser una persona conflictiva y agresiva que emplea actitudes desafiantes incluso con adultos.

Tanto víctimas como agresores tienen mayor riesgo de presentar en un futuro conductas antisociales.

Los niños que son víctimas de acoso escolar tienen mayor probabilidad que aquellos que no sufren acoso de tener baja autoestima, soledad, ansiedad y depresión . (Cook, Williams, Guerra, Kim, & Sadek, 2010; Klomek, Marrocco, Kleinman, Schoenfeld, & Gould, 2008; Reijntjes, Kamphuis, Prinzie, & Telch, 2010).

Además tienen mayor riesgo de tener pensamientos suicidas y de intentar suicidarse. (Annenberg Public Policy Center, 2010; Kim, Leventhal, Koh, & Boyce, 2009; Klomek et al., 2008; Pranjic & Bajraktarevic, 2010).

También pueden desarrollar trastornos del sueño y conducta alimentaria, enuresis, disminución del rendimiento escolar etc.

Los niños que acosan tienen mayor riesgo de presentar comportamientos delincuentes, abandono de la escuela, consumo de tóxicos (Cook et al., 2010; Klomek et al., 2008; Nansel, Overpeck, Pilla, Ruan, Simons- Morton, & Scheidt 2001).

OBJETIVOS

Los objetivos que se pretenden conseguir al realizar esta revisión bibliográfica y basándonos en los tres ámbitos de prevención son:

  1. Prevención Primaria: desarrollo de habilidades sociales, educación emocional, fomentar la autoestima.
  2. Prevención Secundaria: detección precoz de situaciones de maltrato en la consulta de atención primaria a través de test para la evaluación de problemas psicosociales.
  3. Prevención Terciaria: Detener las situaciones de maltrato (coordinación con otros profesionales del ámbito educativo y sanitarios como los centros de salud mental infanto-juvenil)) y minimizar su impacto.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se ha realizado una búsqueda bibliográfica de diferentes artículos de las siguientes bases de datos científicas: Medline, Biblioteca Cochrane Plus, Cuiden Plus, Scielo.

También se han consultado diferentes manuales de abordaje del acoso escolar.

RESULTADOS

Tras la revisión bibliográfica hemos observado que gracias a una intervención temprana y una detección precoz podemos limitar las consecuencias negativas del acoso escolar.

Para ello, podemos llevar a cabo las siguientes intervenciones:

  1. En los exámenes de salud podemos realizar preguntas para evaluar cómo es la interacción del niño con sus compañeros.
  2. Permanecer alerta ante casos de fobia escolar, problemas de atención o afecciones psicosomáticas.
  3. Mejorar la capacidad de los niños para enfrentarse con efectividad a situaciones sociales difíciles mejorando sus habilidades para la resolución de conflictos (habilidades emocionales, habilidades cognoscitivas, destrezas sociales)

CONCLUSIONES

La enfermera de Atención Primaria tiene un papel fundamental en cuanto a la detección e identificación de posibles casos de acoso escolar (empleo de test para la evaluación de problemas psicosociales, evaluación de riesgos) y realización de actividades preventivas (desarrollo de habilidades sociales, educación socioemocional).

Si preguntamos en la consulta sobre esta problemática, podemos contribuir a la detección de víctimas de acoso escolar.

La enfermera pediátrica de Atención Primaria actúa como promotora de la salud física y mental en la infancia.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Garaigordobil M, Oñederra JA. La violencia entre iguales. Revisión teórica y estrategias de intervención. Madrid: Pirámide; 2010
  2. Díaz Aguado MJ. Por qué se produce la violencia escolar y cómo prevenirla. Rev. Iberoamericana Educ. 2005; 37.
  3. Fidalgo AM, Piñuel I. La escala Cisneros como herramienta de valoración del mobbing. Psicotema. 2004;4:615-24.
  4. Colomer Revuelta J, Cortes Rico O, Esparza Olcina MJ, Galbe Sánchez Ventura J, García Aguado J, Martínez Rubio A, et all; Grupo de la Infancia y Adolescencia del PAPPS. Programa de la infancia y la adolescencia. Aten Primaria. 2012;44 Supl 1:81-99.