Propuesta de intervención educativa para la atención a pareja infértil. Segunda parte

Tanto la depresión estado como la depresión rasgo se califican en tres niveles: bajo, medio y alto. De valor clínico son las puntuaciones que se catalogan como altas. Las cifras que están cercanas a los puntos de corte pueden resultar de interés, pero realmente tienen valor diagnóstico los valores superiores a 50.

Altos niveles de depresión como estado no necesariamente indican que la persona tenga un trastorno depresivo, pues es frecuente encontrarlos en personas con enfermedades crónicas o en personas que están atravesando por una situación estresante o que han sufrido una pérdida reciente, como el caso de las reacciones de duelo. Es recomendable que las personas que obtengan valores altos en el IDERE-E sean valoradas en consulta médica o psicológica para precisar el diagnóstico.

Los valores altos en el IDERE-R indican que la persona tiene tendencia a sufrir estados depresivos como respuesta a situaciones estresantes. Son frecuentes en personas que han padecido un trastorno depresivo y en sujetos neuróticos.

Áreas de aplicación

El IDERE se ha diseñado básicamente para su aplicación en los ámbitos clínicos, tanto en enfermos crónicos, en pacientes psiquiátricos, etc. No obstante, también puede utilizarse en cualquier otra área en la que se quiera identificar rápidamente a personas con síntomas depresivos (IDERE-E) o a personas con propensión a la depresión (IDERE-R), en este sentido, puede resultar útil en tareas de selección y evaluación de personal, tal y como se ha visto en los estudios sobre Burnout en profesionales de la salud, así como en contextos educativos.

Se determinó el grado de satisfacción de las parejas afectadas variable cualitativa nominal dicotómica, por la atención recibida en las instituciones donde les prestaron servicios por infertilidad.

Se entrevistaron a las pacientes y su pareja después de haber terminado su atención por un personal entrenado para obtener el grado de satisfacción de los servicios recibidos.

Se aplicó la siguiente fórmula cuyos datos se obtuvieron de las encuestas realizadas:

Índice de = Encuestas que consideraron todos los aspectos adecuados satisfacción (IS) Total de encuestas

En las encuestas se recogieron las opiniones sobre algunos aspectos relacionados con la satisfacción por el servicio y otras no relacionados directamente con la prestación del servicio. Por cada aspecto considerado como inadecuado debía anotarse la causa que lo motivó. (Anexo # 2 )

Se identificaron los conocimientos sobre infertilidad, logrando determinar las necesidades de aprendizaje en cuanto a:

Consideraciones éticas

Para la realización de esta investigación se tuvo en cuenta la Bioética Médica, necesaria para los estudios en seres humanos: La beneficencia, no maleficencia, respeto a las personas, justicia y autonomía. Se le brindó una detallada explicación a la pareja, sobre los objetivos, características y beneficios que se obtendrían con esta investigación, solicitándole su consentimiento informado por escrito , después de asegurarse que habían entendido la información recibida, asegurándole la confiabilidad de los datos obtenidos que solo fueron usados por la autora y tutora con interés científico .

Como es conocida la ética médica es una manifestación de la ética en general, concepto íntimamente relacionado con la moral, (Fabelo Corzo) y se refiere, específicamente, a los principios y normas que rigen la conducta de los profesionales de la salud.

Consecuentemente, la conducta en relación con el paciente y sus familiares, con el resto de los trabajadores del sector y con la sociedad, debe estar basada en la estricta observancia de los siguientes principios éticos:

  • Evitar que se produzcan daños a personas sanas o enfermas en los trabajos de investigación que se realicen.
  • Propiciar que solo se indiquen en cada paciente los estudios complementarios indispensables para llegar al diagnóstico correcto, eliminando cualquier tendencia a realizar indicaciones que se aparten de este objetivo y provoquen molestias o peligros innecesarios a los enfermos.
  • Respetar el decoro, el pudor y la dignidad de las personas bajo nuestra atención.
  • Propiciar una adecuada relación personal con el paciente, que le inspire un estado anímico de seguridad; explicarle a los familiares su estado de salud y las causas de su enfermedad, con el tacto y prudencia necesarios, e informarle, oportunamente, las medidas preventivas, de diagnóstico, de tratamiento y de rehabilitación que debe adoptar, o a las que ha de ser sometido.
  • Escuchar las preocupaciones y dificultades de los familiares, darles la atención requerida y viabilizar las soluciones posibles.
  • Utilizar, en todo momento de las relaciones con la pareja, un lenguaje claro, sencillo y comprensible, erradicando cualquier expresión soez o de mal gusto.
  • Conservar el secreto profesional, teniendo en cuenta las necesidades del paciente, siempre que ello no ocasione un perjuicio social ni ponga en peligro la salud de otras personas.
  • Tratar en la práctica médica cotidiana, de indicar los medicamentos básicos y esenciales que existan en el país, a fin de evitar dificultades e inquietudes en la población con la prescripción de marcas o productos similares no disponibles.
  • Obtener, antes de aplicar cualquier medida diagnóstica o terapéutica, que pueda significar un alto riesgo para la paciente el consentimiento de los familiares, excepto en los casos de fuerza mayor.
  • Poner en conocimiento de las autoridades correspondientes cualquier violación que nos conste, tanto de estos principios éticos como de los reglamentos establecidos en las unidades de salud pública.
  • Actualizar y perfeccionar los conocimientos de forma continua, para lograr la óptima calidad de los servicios que se presta a la sociedad.
  • Procurar que la información que se ofrezca con propósitos de divulgación científica y educativa sea correcta y adecuada, y abstenerse de verter conceptos u opiniones que puedan alarmar innecesariamente a la ciudadanía.

Técnicas y procedimientos

Técnica de recolección del dato primario.

Para la recolección del dato primario se procedió a la revisión de las historias clínicas y los registros dispensariales del departamento de estadística de dicha institución asistencial, así como las historias de salud familiar de los consultorios del médico de la familia involucrados y las de los pacientes.

La información primaria fue recogida a través de la observación, Anexo # 2, entrevista Anexo # 3, la cual tuvo cada una de las variables objeto de estudio, según los objetivos propuestos.

Técnica de procesamiento y síntesis de la información.

La investigación se llevó a cabo por métodos computarizados, para tales efectos el dato primario recogido