Inicio > Ultimas Publicaciones de la Revista > Enfermería > Problemática de las terapias alternativas en Enfermería

Problemática de las terapias alternativas en Enfermería

Problemática de las terapias alternativas en Enfermería

Se ha producido un auge muy importante en la utilización de las Terapias Alternativas en el ámbito de Enfermería en los últimos años. Los médicos de familia han de conocer los diferentes tipos de terapias y su eficacia y, sobre todo, deberían recoger en la anamnesis y en la historia clínica si los pacientes las utilizan y en caso positivo, qué tipo y las posibles interferencias que puedan producir con la terapia alopática. En España no existe regulación para la práctica de este tipo de terapias.

Problemática de las terapias alternativas en Enfermería

AUTORES

Almudena Domínguez Pérez.

Experto en Enfermería en Urgencias y Emergencias por la Universidad de Madrid. Experto en Nutrición y dietética humana por la Universidad de Cádiz. Diplomada en Enfermería por la Universidad de La Laguna.

Carmen Peinado Antón.

Máster en Enfermería Oftalmológica por la Universidad de Valladolid. Diplomada en Enfermería por la Universidad de Granada.

Sergio Ruiz de la Hermosa Carrascosa.

Máster en Enfermería Oftalmológica por la Universidad de Valladolid. Diplomado en Enfermería por la Universidad de Valencia.

Paula Lorente del Pozo.

Máster en Enfermería Oftalmológica por la Universidad de Valladolid. Diplomada en Enfermería por la Universidad de valencia.

Verónica Esperanza Arjona Prieto.

Máster en Enfermería Oftalmológica por la Universidad de Valladolid. Diplomada en Enfermería por la Universidad de Granada.

Raquel Domingo López.

Graduada en Enfermería por la E.U.E de Teruel, Universidad de Zaragoza.

RESUMEN

El problema fundamental para evaluar la eficacia de este tipo de terapias es la falta de estudios con una adecuada calidad que nos permitan llegar a resultados concluyentes. La acupuntura podría utilizarse como terapia complementaria en algunos problemas de salud, como sería el dolor lumbar y algunos otros tipos de dolor, aunque no se puede concluir que sus resultados no sean debidos al efecto psicológico del ritual. La homeopatía no se ha demostrado que tenga una eficacia superior al placebo. La osteopatía y la quiropráctica han demostrado ser útiles como tratamiento complementario en procesos osteomusculares, sobre todo en el dolor lumbar. En el resto de las terapias los estudios realizados son de baja calidad, lo que impide valorar adecuadamente su eficacia.

Palabras clave: terapias complementarias, terapias alternativas, Enfermería, musicoterapia, humor, Reiki, terapia asistida por animales, aromaterapia.

INTRODUCCIÓN

Las terapias complementarias y alternativas son un grupo formado por distintos sistemas médicos y de atención de la salud, prácticas y productos que no se consideran en la actualidad como parte de la medicina convencional. Se han identificado más de 1800 terapias como complementarias. Su clasificación y ejemplos de las mismas son:

  • Terapias mente-cuerpo: Las intervenciones recurren a distintas técnicas para incrementar la capacidad de la mente para influir en las funciones corporales y los síntomas. Ejemplo de estas terapias son: Meditación, yoga, musicoterapia, humor, Tai Chi, terapia artística, etc.
  • Terapias con base biológica: Las terapias recurren a sustancias que se encuentran en la naturaleza, como por ejemplo: Preparaciones que derivan de plantas (hierbas y aceites esenciales), dietas especiales, medicina orto-molecular (complementos nutricionales y alimenticios), otros productos (como el cartílago).
  • Terapias de manipulación y basadas en el cuerpo: Se basan en la manipulación o movilización de una o más partes del cuerpo, medicina quiropráctica, masaje y trabajo corporal.
  • Terapias energéticas: Las terapias se enfocan en el uso de campos de energía, tales como el campo magnético y el biocampo, que circundan y abarcan el cuerpo, tacto curativo, tacto terapéutico, Reiki e imanes.

El interés en el uso de terapias complementarias es un fenómeno que no sólo se encuentra en EEUU, se han realizado estudios sobre la aplicación de estas terapias en muchos países incluyendo Arabia Saudita, Alemania, Japón y Turquía. En España existen varios hospitales que desde hace algunos años han introducido Reiki (terapia energética) en determinados pacientes.

Muchos estudios han explorado también la aplicación de estas terapias en diferentes estados de salud como la obesidad, esclerosis múltiple, cáncer, accidentes cerebrovasculares, artritis, pacientes con dolor crónico o patologías crónicas. Son más las mujeres que los varones quienes utilizan estas terapias. Lo que ha inducido el interés creciente en estas terapias es que consideran a la persona en su totalidad: lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual. El objetivo es traer la armonía o el equilibrio al interior de la persona. Los pacientes buscan atención de terapeutas o instituciones complementarias debido a que desean ser tratados como una persona completa no como un infarto de miocardio o un tobillo fracturado.

La presión creciente por la reducción de costos en la atención de la salud ha disminuido el tiempo que los médicos y las enfermeras pasan con sus pacientes. También los pacientes refieren que no desean que el tratamiento para un problema de salud sea peor que el problema mismo. El enfoque de la medicina occidental en gran medida es curar los problemas, sin embargo, la filosofía de las terapias complementarias se enfoca en la armonía del interior de la persona y la promoción de la salud.

Las cualidades personales del terapeuta (médico, enfermera u otro terapeuta), son elementos claves para el proceso de curación. El interés en el cuidado, que ha sido una parte integral de la profesión de Enfermería a lo largo de los años, también es un componente clave para la administración de las terapias complementarias.

IMPLICACIONES PARA LA ENFERMERIA DEL USO DE TERAPIAS COMPLEMENTARIAS

Las terapias complementarias (bajo un nombre diferente) y sus filosofías básicas, han sido parte de la profesión de Enfermería desde su comienzo. Florence Nightingale resaltó la importancia de crear un ambiente en el cual pudiera llevarse a cabo la curación y la importancia de terapias tales como la música para el proceso de sanación. Estas terapias en la actualidad tan sólo aportan otra oportunidad a las enfermeras para demostrar su interés por los pacientes. Terapias como la meditación, uso de imágenes, grupos de apoyo, terapia musical, uso del humor, integración de diarios, masaje, tacto, tacto curativo, escucha activa y presencia, han sido practicadas por las enfermeras a lo largo del tiempo.

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad ha identificado ha analizado 139 técnicas en el ámbito de las terapias naturales, de las cuales solo una parte tiene influencia directa sobre la salud y el resto van fundamentalmente dirigidas al bienestar o confort del usuario, siendo una base muy importante para avanzar en una posible regulación de estas terapias. La evidencia científica disponible sobre su eficacia es muy escasa y si bien en la mayoría de los casos estas terapias son inocuas, no están completamente exentas de riesgos.

EVIDENCIA CIENTÍFICA

En relación a la evidencia científica disponible, todavía es muy escaso el número de estudios publicados de suficiente calidad que proporcionen alto grado de evidencia sobre su efectividad en situaciones clínicas concretas mediante la aplicación de métodos científicos. Sin embargo, esta ausencia de demostración de su eficacia no debe ser considerada siempre como sinónimo de ineficacia.

Muchos pacientes refieren cierto grado de satisfacción asociado a una percepción de mejoría de los síntomas o en su bienestar o en calidad de vida, aunque en muchas ocasiones no se dispone de estudios que permitan determinar si esta mejoría es debida al efecto específico causado por el tratamiento administrado o a un efecto placebo. Algunas de las terapias en las que más se ha trabajado en la búsqueda de evidencia científica y que podrían utilizarse en los centros hospitalarios son las siguientes:

HUMOR

El humor terapéutico se define como: