El correcto marcaje del estoma, condición indispensable en la calidad de vida del ostomizado

El correcto marcaje del estoma, condición indispensable en la calidad de vida del ostomizado

Resumen:

La localización del estoma en la superficie abdominal ha de definirse en el periodo preoperatorio, lo que nos permitirá conocer la morfología del abdomen.

El estoma deberá ser visible por la propia persona ostomizada, aspecto importantísimo para conseguir la mayor autonomía posible tanto en los autocuidados higiénicos como en todos los demás aspectos, de ahí la conveniencia del marcaje correcto del estoma en el periodo preoperatorio.

El correcto marcaje del estoma, condición indispensable en la calidad de vida del ostomizado

1. Eva Alonso Moreno. Enfermera. Experta Profesional en Cuidados de Ostomía. Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla (España).

2. Óscar Avilés Garrido. Enfermero. Master Universitario en Promoción de la Salud y Apoyo psicológico al paciente. Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla (España).

Unidad Uronefrología. Hospital Universitario Virgen del Rocío (Sevilla).

Este trabajo fue presentado como comunicación internacional en el IV Congreso Internacional Virtual de Enfermería y Fisioterapia Ciudad de Granada. Mayo 2013.

– Palabras Clave: Marcaje Estoma. Calidad de Vida. Cuidados Enfermeros.

– Tabla de Contenidos:

  1. Introducción.
  2. Objetivos.
  3. Material y Método.
  4. Resultado y Conclusión.
  5. Conclusiones.
  6. Bibliografía.
  7. Introducción.

Una ostomía es una operación quirúrgica en la que se practica una abertura (estoma) en la pared abdominal para dar salida a una víscera al exterior, como el tracto intestinal o uno o ambos uréteres. Las heces o la orina en tal caso se recogen en un dispositivo diseñado especialmente para ello.

En nuestra Unidad del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, ingresan pacientes que van a ser sometidos a una o varias ostomías.

Existen varios tipos de ostomías:

v          Ileostomía: cuando es el íleon el que se desvía hacia el exterior.

v          Colostomía: cuando es el colon el que se desvía hacia el exterior.

v          Urostomía: cuando uno o los dos uréteres son desviados hacia el exterior.

  • Dispositivos de ostomía Se pueden clasificar en:

v          De una pieza: una bolsa que se pega a la piel mediante un adhesivo. Es adecuado para heces sólidas e infrecuentes, seguramente el caso de las colostomías, ya que la piel sufre cada vez que una bolsa se despega para reemplazarla.

v          De dos piezas: en este caso la bolsa no se pega sobre la piel, sino que se coloca sobre una placa que es la que va pegada al abdomen, por lo que se puede cambiar la bolsa cuantas veces se quiera sin dañar la piel. La placa puede mantenerse durante varios días sin cambiarla. Son adecuados para pieles sensibles y en caso de que se necesite reposo de la piel periestomal. La forma de unir la bolsa a la placa puede ser mediante un anillo de plástico rígido o bien pegada también. El inconveniente de este sistema es que si la placa es muy rígida no se adapta a la curvatura del abdomen y se puede despegar más fácilmente. El sistema de pegar también la bolsa a la placa hace posible que la placa también sea flexible y se adapte mejor a la forma del abdomen.

v          De tres piezas: similar al anterior con anillo de plástico, pero con un clip de seguridad.

  • A su vez las bolsas pueden ser:

v            Abiertas: disponen de un clip para abrirla y vaciarla sin despegarla de la piel o la placa. Más adecuadas para las ileostomías, que evacúan mucho y llenan la bolsa con frecuencia. Poder abrir y vaciar la bolsa evita tener que despegar la bolsa de la piel para cambiarla. También es una ventaja en caso de los dispositivos de dos piezas, ya que cuando la zona de adherencia de la placa con la bolsa ya esta sucia y usada las bolsas pegan peor, por lo que puede ser mejor no despegar la primera que se colocó con la placa limpia y mantenerla todo el tiempo que sea posible.

v            Cerradas: no se pueden abrir de ninguna manera. Cuando se llenan no hay más remedio que cambiarlas. Más adecuadas para las colostomías que evacúan con menos frecuencia.

La experiencia que nos aporta el trabajo diario con pacientes que van a ser ostomizados, nos demuestra la importancia que va a tener, para ellos en un futuro, la correcta ubicación del estoma.

Formamos parte de un equipo multidisciplinar, cuyos objetivos son mejorar la calidad de vida estos pacientes y ayudarles a volver a una vida familiar, profesional y social normal, lo antes posible.

2. Objetivos.

. El principal objetivo del marcaje del estoma es garantizar la correcta adaptación del dispositivo de ostomía para evitar futuras complicaciones como fugas de afluente e irritaciones cutáneas. De esta forma conseguiremos optimizar la calidad de vida del paciente ostomizado.

. Establecer los diagnósticos enfermeros con los objetivos e intervenciones relacionados con los cuidados de Enfermería.

3. Material y método.

Para la correcta colocación del estoma se establecen varias fases.:

a)            Localización del punto ideal

  • Según el estoma intestinal a intervenir, el estoma debería quedar ubicado dentro de los músculos rectos del abdomen y su localización se determina con una serie de mediciones sobre el abdomen del paciente en decúbito supino, después de definir sus cuadrantes con dos coordenadas imaginarias, horizontal y vertical, que se cruzan en el ombligo.
  • Ileostomía, colostomía derecha ascendente y ureteroileostomía tipo Bricker: En el cuadrante inferior derecho del abdomen, se imagina un triángulo cuyos vértices son el ombligo, la cresta ilíaca derecha y el punto medio del pubis, trazando después sus bisectrices. El punto de intersección de éstas indica el lugar preferente para la ubicación del estoma.
  • Colostomía izquierda descendente o sigmoidostomía: En el cuadrante inferior izquierdo del abdomen, se imagina un triángulo