Riesgo de hipertensión arterial inducida por el embarazo, en gestantes que acuden a la consulta prenatal

arterial, de los no hipertensos, 25% tiene auto cuidado y 45% conoce las complicaciones de la hipertensión arterial (HTA). Los principales factores de riesgo que tiene la población estudiada son: la edad, la obesidad y el sedentarismo; 75% de los individuos hipertensos está entre la quinta y octava década de su vida; 63. 5% de la población estudiada tiene obesidad y el sedentarismo está presente en 72% de la población. Conclusiones: se considera que el déficit del auto cuidado se debe a la adopción de estilos de vida poco saludables; la prevención primaria debe estar orientada a modificar los factores de riesgo en toda la población, con mayor énfasis en niños y jóvenes.

Este artículo está relacionado directamente con la investigación ya que ambas poblaciones a estudiar desconocían las causas de la enfermedad, así como sus complicaciones y los riesgos para la salud.

Bases legales

Ahora bien, dentro del marco de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su capítulo V de los derechos sociales y de las familias en el artículo Nº 76 señala que “la maternidad y la paternidad son protegidas integralmente, sea cual fuere el estado civil de la madre o del padre. Las parejas tienen derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos o hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará servicios de planificación familiar integral basados en valores éticos y científicos”.

Asimismo el artículo Nº 83 indica que “la salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República”.

Por otra parte la Ley Orgánica de Salud en el título I en sus disposiciones generales el articulo Nº 2 denota que la “salud no solo es la ausencia de enfermedades sino el completo estado de bienestar físico, mental, social y ambiental”. Por consiguiente la Ley Orgánica de Protección al Niño y Adolescente en el capítulo II en sus derechos, garantías y deberes como protección a la maternidad en el artículo Nº 44 establece que “el Estado debe proteger la maternidad. A tal efecto, debe garantizar a todas las mujeres servicios y programas de atención, gratuitos y de la más alta calidad, durante el embarazo, el parto y la fase post natal. Adicionalmente, debe asegurar programas de atención dirigidos específicamente a la orientación y protección del vínculo materno-filial de todas las niñas y adolescentes embarazadas o madres”.

En resumidas cuentas, las disposiciones legales que establece el Estado promueven la inserción de programas de salud que mejoren la calidad de vida y desarrollo materno – fetal dentro de la familia y la sociedad. Esto conlleva a la realización e implementación de estrategias elaboradas por un equipo multidisciplinario que fomente el fortalecimiento del binomio o trinomio en los diversos centros de salud pública y privada garantizando el cumplimiento de las leyes que lo respaldan, para mejorar los estilos de vida.

Bases teóricas

Embarazo

Se define embarazo como “proceso de crecimiento y desarrollo de un nuevo individuo en el seno materno. Abarca desde el momento de la concepción hasta el nacimiento pasando por la etapa de embrión y feto. En el ser humano la duración media es de 269 días (cerca de 10 meses lunares o 9 meses-calendario)” (8). Durante esta etapa se produce una serie de cambios fisiológicos y psicológicos en la gestante, estos cambios derivan de las variaciones hormonales, crecimiento del feto en el útero y la adaptación de ella a todos los procesos bioquímicos correspondientes.

Todas estas modificaciones son importantes y requieren supervisión médica para confirmar la evolución satisfactoria del embarazo, “los cambios subjetivos o presuntivos son aquellos síntomas que refiere la gestante tales como: amenorrea, náuseas y vómito que se presentan casi en la mitad de las mujeres embarazadas durante los tres primeros meses y provienen de los niveles mayores de gonadotropina coriónica y el cambio en el metabolismo de los carbohidratos, la fatiga extrema puede notarse pocas semanas después de la falta del período menstrual y puede persistir durante todo el primer trimestre, la polaquiuria se experimenta durante el primer trimestre, los cambios mamarios se notan con frecuencia al inicio del embarazo y presenta sensibilidad y cosquilleo en especial en el área del pezón, la animación o percepción materna del movimiento fetal, se presenta alrededor de las 18 o 20 semanas” (9).

Arteria: Cualquiera de los grandes vasos sanguíneos que transporta sangre del corazón a las arteriolas. La pared de una arteria tiene tres cubiertas: la túnica adventicia o cubierta externa, la túnica media o cubierta media y la túnica intima o cubierta interna. Diccionario de Medicina Océano Mosby (2008) (10).

Hiper: prefijo que significa exceso o por encima.

Hipertensión: trastorno muy frecuente, a menudo asintomático, caracterizado por elevación mantenida de la tensión arterial por encima de 140/90 mmHg. Hipertensión arterial es la elevación de la presión arterial por encima de los límites considerados como “normales”, tomada en reposo no menos de 10 minutos de descanso en la cual las presiones sistólicas y diastólicas pueden estar elevadas, ambas o sólo una de ellas. Para las personas adultas se considera presión arterial normal, los valores inferiores a 140/90 y superiores a 100/60 mm HgOMS.

Hipertensión Arterial: Es necesario que las usuarias asimilen el concepto de hipertensión arterial, puesto que el conocimiento en qué consiste la enfermedad y cuáles son sus signos, síntomas y complicaciones las hará tomar mayor responsabilidad en su salud y prevenir complicaciones. Según www. saludfemenina. com/secc02. htm [consulta 08 /11/2013], describen que:

A medida que el corazón bombea la sangre a todo el cuerpo, la sangre ejerce fuerza o presión contra las paredes de los vasos sanguíneos (o arterias). La presión sanguínea es la lectura o medición, de esta presión. Cuando esa lectura se