Riesgo de hipertensión arterial inducida por el embarazo, en gestantes que acuden a la consulta prenatal

hábito de consumir cocaína está asociado a una mayor incidencia de accidentes cerebros vasculares. (p. 2).

En lo antes consultado, se evidencia que el alcohol es un factor predisponerte que induce a la hipertensión arterial, así mismo se puede decir que el consumo de cigarrillo o tabaco, es un factor modificable, que conlleva a la hipertensión arterial, es por ello que se toma en cuenta , el consumo de tabaco, para este factor es necesario que el hipertenso deje de fumar porque es un factor que multiplica los riesgos de la hipertensión pueda desencadenar los efectos perjudiciales y acelera la arteriosclerosis. (12).

Igualmente deben evitarse los lugares contaminados por el humo de tabaco. De lo contrario seguirá siendo un “fumador pasivo” y esto conlleva también sus problemas.

Además los medicamentos contra la hipertensión tienen menos efectos en las personas fumadoras, en los estudios realizados se ha visto que las personas fumadoras llevan consigo el estrés agudo, que produce intensas elevaciones de la presión arterial y ayuda además a agravar la hipertensión existente.

El Estrés: www. zuhaispe. com/enfermedades/hipertensión. htm. 09 /11/ 2013

Una persona con hipertensión necesita expresar sus emociones y aprender, poco a poco, a llevar una vida más relajada. Necesita igualmente que realice más las actividades que le hagan disfrutar. El mismo deporte es más sano si además de mover los músculos incluidos el del corazón disfrutamos y sentimos placer en ello, como un niño que disfruta del juego. Al final, que es la vida más que un juego, a veces duro otras menos y que también nos da la posibilidad de disfrutar. ¡Que no se nos escape sin darnos cuenta que estamos vivos!(p. 7).

Las técnicas de relajación, respiración y meditación son beneficios para el hipertenso la persona debe escoger la técnica con la que se sienta más a gusto. Cualquier técnica que le haga reducir el estrés es beneficiosa para el hipertenso y para todos los demás.

Alimentación: Es importante proporcionar a las personas información acerca de cómo debe ser la alimentación para prevenir la hipertensión y sus complicaciones, es por ello que se toma en cuenta lo expuesto en la cita:

www. saludfemenina. com/secc02. htm[consulta 09 /11/2013]

Las investigaciones han mostrado que la dieta afecta el desarrollo de la presión sanguínea elevada (Hipertensión). A medida que el corazón bombea sangre a todo el cuerpo, la sangre ejerce fuerza o presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos o arterias. Los estudios han mostrado que seguir los enfoques dietéticos para detener la hipertensión o la dieta y reducir el sodio disminuye la presión sanguínea. Si no tiene hipertensión sanguínea seguir la dieta adecuada y reducir el consumo de sodio puede ayudar a prevenir el desarrollo de la hipertensión. (p. 5). (12).

La dieta debe incluir Consumo de cereales, vegetales, Frutas, frutas secas y semillas, carnes, aves, pescado, grasas y aceites y dulces pero de forma adecuada por ejemplo: Según www. saludfemenina. com / secc02. htm [consulta 09 /11/2013]

Cereales y productos de cereales: Pan integral, pan árabe, cereal, avena, galletas integrales, maíz inflado sin sal, estas son fuentes principales de energía y fibras. Vegetales: tomate, papas, zanahorias, brócoli, verduras, espinacas, alcachofas, patatas dulces, nabos; estas son fuentes ricas en potasio, magnesio y fibras. Frutas: bananas, naranjas, mangos, uvas, melones, durazno, piñas, ciruelas secas, pasas, fresas, jugo de naranja; estas son fuentes importantes de potasio, magnesio y fibras. Productos lácteos bajos en grasa o sin grasa: leche descremada, suero de leche, yogurt natural congelado, sin grasa o con bajo contenido de grasa y queso sin grasa o bajos en grasas. Estas son Fuentes principales de calcio y proteínas. Carnes, aves y pescado: elija solo la carne magra; recorte la grasa visible; ase o hierba en lugar de freír, quite la piel de la carne de ave; estas son fuentes ricas en proteína y magnesio. Frutos secos y semillas: habichuelas secas, almendras, avellanas, maní, nueces, semillas de girasol, lentejas, guisantes. Estas son fuentes ricas en energía magnesio, potasio, proteína y fibra. Grasas y aceites: Margarina suave, mayonesa baja en grasa, aceite vegetal de oliva, maíz. Dulces: azúcar dietética, jalea, mermelada, gelatina de frutas, caramelos de gomas, ponche de frutas; estos son dulces y deberán ser bajos en grasas. (p. 5-6). (12).

Por otra parte, la Alimentación es un factor determinante en el desarrollo de las sociedades humanas, en este contexto, Mazarrasa, L. , Sánchez, A. , Germán, C. , Sánchez, A. , Merrelles, A. , y Aparicio, V. (2003) señalan que: “La alimentación es el conjunto de actividades consientes y voluntarias que permiten a la persona producir, es decir, cultivar, pescar o criar los alimentos, prepararlos, transformarlos e ingerirlos. ” (p. 1201). De lo planteado, se deduce que la alimentación es un proceso social heterogéneo con características culturales, tecnológicas y políticas, sujeto a los procesos de cambio.

La alimentación en los últimos años, se ha caracterizado por ser rica en grasas, azucares, sales y colesterol, con tendencia a consumir más carnes rojas y otros productos animales, siendo esto motivo de obesidad e hipertensión arterial, por ello se debe conocer el patrón habitual de consumo de alimentos en la personas, para así indicar los aspectos que deben modificarse. En este sentido, los mismos autores refieren que:

La definición de una dieta prudente debe basarse en los conocimientos actuales acerca de la relación entre la nutrición y la salud y la enfermedad, pero sobre todo sustentarse en el análisis del consumo alimentario de aquellos subgrupos de población que se acercan más a lo nutricionalmente deseable, tras haber priorizado los problemas nutricionales de la comunidad, intentando que una parte de la población aprenda otra. (p. 1220) (14).

La información que se pueda aportar es un punto de referencia para al grupo de personas, ya que se sugiere una dieta equilibrada, que no sea excesivamente restrictivas, donde se debe dar importancia a los grupos básicos de alimentos, y el control de las cantidades consumidas, de manera que las personas coman en una forma balanceada, con el número de calorías que su cuerpo necesita. El comer en exceso es perjudicial para su salud, en este sentido es necesario recordar que la dieta más perfecta sólo es efectiva. Para orientar a las personas sobre la alimentación es necesario utilizar la división de los alimentos en tres grupos básicos, con el propósito de recomendar una dieta balanceada, indicando la necesidad de consumir alimentos de cada grupo en las comidas, estos grupos son: Productos animales, Hortalizas